17 oct. 2007

Miedos

Me da miedo el vértigo de las calles,
el blanco irreverente de mis folios,
el punto tan final de los detalles,
el careo que le debo a mis demonios.

El travelling de sueños imposibles
que se graba en mi almohada cada noche,
el peso del grillete de ser libre,
la saeta que humea en los relojes.

El humo malgastado del pitillo,
que se consume conmigo en el cenicero,
la marca que dejaron dos colmillos
tan lejos y tan fuera de mi cuerpo.

Las pezuñas que calzan de Versace,
los números en rojo del futuro,
el estante de los tontos cachibaches
que olvidé cuando pasé de curso.

Me da miedo cada hora perdida,
los caminos y mi cruzar de piernas,
el sentirme tan parte de esta vida
tan kitsch, tan art decó, tan posmoderna.

4 comentarios:

B dijo...

siento no poder ayudarte a lucha contra tus miedos, pero t doy todo mi apoyo moral para q lo intentes: para q los venzas

Turi dijo...

Miedo... ¿y por qué? Las cosas son de una manera determinada, no debe asustarnos la realidad.

Xilene dijo...

Me gusta pero...ni tu ni yo sabemos lo que es el miedo...

Traven dijo...

Me ha gustado mucho este poema, no sé si es una sensación mía, pero vuelves a lo cotidiano, a lo que te es cercano, tanto en el fondo como en la forma, en el lenguaje, alejándote de un cierto barroquismo que aparecía en tus últimos poemas.

No sé si es mejor o peor, pero a mí, este Caronte más de pie a tierra, me gusta y me llega más.

Enhorabuena.