20 dic. 2009

El último rebelde

Léase bajo música de Def Con Dos

Corriendo por las calles,
huyendo de las balas,
Los esbirros no permiten
que termines tus pintadas.

Estás solo en tu guerrilla
eres el último que queda
de los cuatro últimos gatos
de tu grupo antisistema.

El resto del planeta
se ha rendido al despotismo
te crees V de Vendetta
y eres sólo un espejismo.

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que no canta el himno
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy V de Vendetta!
¡Un revolucionario
sin capa y sin careta!

Cada día es más difícil
pasar desapercibido,
por el día en la oficina
y por la noche terrorismo.

te persigue el gran hermano
cada puta madrugada
por los sucios callejones
donde dejas tus pintadas

Pero nadie te hace caso
es más fácil olvidarse
de que el mundo lo gobiernan
los listillos de la clase.

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que no canta el himno
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy V de Vendetta!
¡Un revolucionario
sin capa y sin careta!

acabaste tu pintada,
no escuchaste la sirena,
te has reído del gobierno
y cuando te das la vuelta

ves un hombre encapuchado
que te apunta con un arma
Tu guerrilla se ha acabado
con el ruido de una bala.

A ver ahora qué haces
¿Dónde quedó tu guerra?
tumbado en el asfalto
con un tiro en la cabeza

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que no canta el himno
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy V de Vendetta!
¡Un revolucionario
sin capa y sin careta!

Leer más...

12 dic. 2009

Feliz Vanidad (Anti-villancico)

25 de diciembre,
Feliz Vanidad
De regalos y pesebres,
todos a comprar
el cariño que hoy se vende
en el centro comercial

I-U, I-U, I-U-I-U.

Brotan abetos en todos los hogares
con luces brillantes que orlan tu balcón.
Ríen felices en los escaparates
maniquíes blancos sin piel ni corazón.

Y cae la noche y se cierran los cajeros,
con un cartel enorme de "Feliz Navidad".
Allí en la puerta se arropan contra el viento
cuerpos maltratados muy cerca del cristal.

No hay Nochebuena cuando la Noche es dura
y sangran las esquinas de la gran ciudad,
se esconde en el fondo del cubo de basura,
el último plato de esta Navidad.

I-U, I-U, I-U-I-U.

Feliz noche sin abrigo
en este portal
del niño Jesús mendigo
mientras la ciudad
sólo se mira el ombligo
Feliz Vanidad.

I-U, I-U, I-U-I-U.

De madrugada nadie les trae regalos
a los niños negros con moscas en la piel.
Es Navidad y en la cola del paro
están todos los duendes de Papá Noël.

Hoy no hay juguetes de plástico fino,
los niños sólo piden algo de comer
y que sus padres vuelvan por el camino
por donde la guerra se los llevó anteayer.

Aquí no hay escuelas que les den vacaciones,
aquí ya sólo hay guerras que tienes que perder,
mientras el primer mundo olvida a los peones
de esta desgraciada partida de ajedrez.

I-U, I-U, I-U-I-U.

Y un rumor de castañuelas
parece sonar
pero son dos metralletas
jugando a matar,
y esta noche es Nochebuena,
Feliz Vanidad.

Leer más...

Amina Haidar




Es la lágrima que estalla
en la arena de Rabat,
un silencio que no calla,
es Aminetu Haidar.

Es la voz que nadie escucha
o no quieren escuchar.
Es el hambre y es la lucha,
es Aminetu Haidar.

Es la hurí tan desgarrada
de las marcas del bozal.
Un oasis por mirada,
es Aminetu Haidar.

Es un canto del desierto
exigiendo libertad.
Es la dama de su pueblo,
es Aminetu Haidar.

Leer más...

29 nov. 2009

Supe que estaba muerto

Cuando abrí los ojos y vi las luces,
escondiéndose de un miedo inevitable,
supe que estaba muerto.

Se arroparon de noche los claveles
y la luna enterró sus uñas
en lo más profundo de la almohada.

Y cuando el olvido me dolió tanto
que tuve que gritar tu nombre,
recordé que estaba vivo.

Pero abrí los ojos y te vi de espaldas,
vistiéndote de día sin mí,
y supe que estaba muerto.

Leer más...

24 oct. 2009

Un último tiki-taka

Décimas a la muerte de una de las perlas del entretenimiento deportivo en España.
Hasta siempre, Andrés Montes.


Tiki-taka en las alturas,
el jugón del diccionario
se llevó su comentario
a otras canchas más oscuras.
Nos dejó sin sus locuras
y llorando su partida,
no hay más prórroga en la vida.
Cogió el árbitro su pito,
se acabó el “jogo bonito”,
comenzó la despedida.

En el micro sigue vivo
su fragor, casi canción,
es la nana del balón
del humor televisivo.
Que en el cielo deportivo
cantes mil colas de vaca
mientras el mejor ataca
entre los dos horizontes.
Hasta siempre, Andrés Montes,
tiki-taka, tiki-taka.

Leer más...

10 oct. 2009

Perro callejero

Cuatro patas agotadas
de pulgas y cristales rotos
aúllan en la última noche
un latigazo miserable de hambre y de dolor.

La luna se olvidó de sus ojos
y el hielo del alba se abrazó a su piel
borrando conquemaduras de cigarro
las últimas caricias de detrás de las orejas.
¡Qué triste mirada perdida
a sólo un metro desnudo del suelo!

La ciudad gruñe, ronca y ladra,
sin mostrar el camino de vuelta.
La ciudad es un perro de presa
que muerde,
y desgarra,
y lastima,
con cientos de dientes macabros.
Dientes de espina de rosa
y colmillos de sangre reseca.

Cae la noche y su peso le vence
hasta tirarlo sobre el asfalto que se desviste
de colores para él invisibles.
Su vida es una escala de grises,
no sabe de azules celestes
ni de verdes corales,
ni sabe el color de las luces
que se dirigen a él.

Leer más...

3 sept. 2009

Entró la luz

Entró la luz por dos puertas abiertas:
La diestra daba al sol su último brillo,
y la otra desbordaba en amarillo
las dudas más empíricas e inciertas.

El sol deshizo entonces las reyertas
de sombras y tinieblas del pasillo,
entrando por un libro de bolsillo
a hacerse un vodevil de líneas muertas.

Pero hizo una palabra arder el cielo
y el sol se dio de bruces con un nido
de versos que dolían como espadas

Así fue que perdió su último duelo
y aullando como un lobo malherido,
salió la luz por dos puertas cerradas.

Leer más...

Hagan juego

Esa bola desatada
que da vueltas sin salida
es la bala más perdida
entre el todo y la nada,
que la suerte ya está echada
sobre el prado del tapete,
resumiendo, gana o vete.
La ruleta ya ha girado,
el azar más despiadado
dividido en treinta y siete.

"Hagan juego, jugadores"
que la bola está que arde,
no hay laurel para el cobarde,
no vendrán tiempos mejores.
Hay mil sueños y dos flores
todo a un número ladino
"No va más", habló el destino
La ruleta dando vueltas,
pesadillas que andan sueltas
entre fichas de casino.

Leer más...

19 jul. 2009

Y todo despertó por la mañana

Y todo despertó por la mañana,
los besos, la avenida, los museos,
las mantas en que ocultas tus jadeos,
las luces de a través de la ventana.

Los sueños de postales de la Habana,
las puertas del Jardín de los Deseos,
que abrían a los jóvenes Romeos
amantes de la noche más temprana.

El sol apuñalaba a mi persiana
borrando en su batalla contra el tiempo
las últimas esquinas en la sombra.

Y todo despertó por la mañana,
mi cuerpo abrazándose a tu cuerpo,
hundidos en lo suave de la alfombra.

Leer más...

Luminosidades

Descarta la clausura del fracaso,
camina por mitad de la avenida,
y emprende hacia la tierra prometida
un viaje por encima del ocaso.

Dibuja una sonrisa a cada paso,
y escapa de las noches sin salida,
la luna es una puta malquerida
que ahogó todos sus sueños en un vaso.

Olvídate de lágrimas en vena,
sonríe sin razón y sin motivo,
pelea por subirte a las cucañas.

retuércele el gaznate a cada pena,
descubre la alegría de estar vivo
y ven luego a mi lado y me acompañas.

Leer más...

22 jun. 2009

Tonos sepia

Crujió aquel viejo álbum que se abría
con fotos color sepia sin conserva
borrado el catecismo de Minerva
de aquella gran pizarra de Sofía.

Cantaban los relojes mediodía
y el niño ya soñaba con la hierba
soñando que su mano era la sierva
de algún fantasma antiguo que escribía.

Las frases que bordaban sus libretas
cosieron luego un libro por el lomo,
donde él guardaba aquellos universos.

Cerraron aquel álbum las saetas
de aquellos tres relojes de oro y plomo,
pero el niño aún siguió trazando versos.

Leer más...

21 jun. 2009

40 grados

La luna no es de plata toledana
y el sueño llena de ángeles el cielo,
repican a difunto en pleno duelo
mil sombras de espadañas sin campana.

Y en esta cama ajena a la mañana
se funde a medianoche sobre el suelo
mi cuerpo como un plástico de hielo
que olvida su agotada forma humana.

Oculto entre las mantas sin color
se pierde entre mis labios el reproche
del techo de mis versos incendiados,

que escriben en mi piel con el sudor
el vértice que me une con la noche
y marca en el reloj cuarenta grados.

Leer más...

20 jun. 2009

Yo me vuelvo al barrio triste

He seguido por los muros
una flecha que no existe,
yo me vuelvo al barrio triste
con los ángeles impuros.
Por atajos siempre oscuros
voy perdiendo mis pisadas,
descabalgo de las hadas
y mis huellas sobre el suelo
chapotean en el cielo
entre estrellas apagadas.

Yo me vuelvo a mis callejas
de baldosas amarillas
que ensuciaban mis rodillas
con dolor de heridas viejas,
y he robado las madejas
de hilo negro blanquecino
que bordaban mi destino
para darle otros colores
que he cogido entre las flores
y coserme otro camino.

Una senda diferente
por los mismos callejones
que guardaban las canciones
que me visten suavemente
de sonrisa irreverente
y desnudan al pasar
los recuerdos del solar
donde aquella vez me viste;
yo me vuelvo al barrio triste,
yo me vuelvo a mi lugar.

Leer más...

30 abr. 2009

Más rápido que el frío

Estoy corriendo más rápido que el frío,
tal vez
la luna me mire desde el cielo
y el suelo se abra
bajo el peso ineludible de mis pasos.

No me importa mientras siga viendo
el final de mi sombra por delante
y el lugar donde llegan a esconderse
las flores kamikazes que escapan de mis pies
para llenar de pétalos las farolas.

Con los pies haciendo ruido,
la noche no me obliga,
la luna no me importa,
la sangre está en mis venas,
y un sendero de colores relucientes
entinta el hueco que se abre entre mis dedos.

Camina junto a mí
mientras bordo huellas blancas
desde aquí hasta el horizonte.
No pienso quedarme a esperar a la alondra perfecta,
Si me busca ha de volar más rápido que el frío,
y si no me encuentra es que jamás
existió en su perfección.

Leer más...

25 abr. 2009

Sé lo que rimasteis

A todo el equipo del excelente programa "Sé lo que hicisteis"
en general y a Ángel Martín en particular

Al Arcángel Sanmartín
por andar metiendo caña
"Telahinco" Malasaña
le dejó sin el pasquín
de sus lumis de postín
y portada de revista,
de su Esteban periodista,
de la tele mamporrera
que le llena la cartera
al alcalde carterista.

En su silla ante la España
de animales de bellota,
tan maruja y tan idiota,
tan adicta a la cizaña,
con un micro por guadaña
va cortándole el gaznate
a los tontos de remate
que degluten "sinnoticias"
de montajes y avaricias
aliñadas con tomate.

Que se pudran los programas
de las chonis paquirrinas
que bendicen las esquinas
sulfatadas de las camas
de toreros y madamas,
y que estalle en carcajadas
esa España que en las gradas
se revuelca en lo ya dicho
"¡Que vuelvan las "Mamachicho"!
¡Morbo, sangre y horteradas!"

Angelito caradura,
tan "sextario", tan comedia,
risa fresca en los mass-media,
paladín anti-incultura
contra la telebasura,
sigue dando matarile
al tomate en el desfile
tan borracho de salami
aunque mande a los "Miami"
el cabrón de Don Basile.

Leer más...

18 abr. 2009

Palomas

Me he pasado la vida enterrando palomas
que jamás aprendieron a volar
y dejaron la tierra alfombrada de plumas.

¿Acaso no sabes que al fin he entendido
el dulce mecanismo de las plumas,
el aire caliente y el sudor?

Levanta el pie del pedal,
ya no puedes alcanzarme,
he aprendido mucho de las nubes
y ni el viento se posa en mis pies.

Estoy volando.

Conozco los campos de flores
y la sed insaciable del olivo
pero ya no sé nada del color de las raíces.

La autopista es un nido de ovejas,
más vale que levantes el pie del pedal,
estoy volando.

Si quieres alcanzarme,
prueba a matar palomas.

Leer más...

24 ene. 2009

Huérfanos de todo

A los niños de la guerra

Tan huérfanos de todo, hasta de vida,
los hijos del tormento y de la guerra
abonan con sus lágrimas la tierra
fatal de la miseria compartida.

Y cargan con las sangres de esa herida
que se abre con el tiempo y nunca cierra
cruzando cada aldea y cada sierra,
latiendo en un desierto sin salida.

De un mar de metralletas arrogantes
emerge trágico, el recuerdo vano
de absurdos cascabeles de venganza

pero en dos tristes ojos tan brillantes
se espeja dulcemente aquella mano
que le hace un buen pesebre a la esperanza

Leer más...

20 ene. 2009

Sonetitis

De tanto endecasílabo cainita
empiezo a razonar en consonante
maldito sea el estigma desbordante
de andar rimando la palabra escrita

Y sea la cruel rima maldita,
maldita la metáfora elegante
que en rima va y encaja como un guante
con la palabra exacta más bonita.

Lo malo no es luchar sin adversario
Lo malo es que el rival sean cuartetos
que buscan sorprenderme en cada esquina.

Sufriendo mi tormento literario
me veo encadenado a los sonetos
por ser más sabinista que Sabina.

Leer más...

19 ene. 2009

Brillos

Hoy el mar no juega a ser pistola
y busca sobre la costa
una estrella verde que ponerse.
Lejos, dulcemente, el oeste brilla.

Vístete de mar en calma,
envuélveme entre madreselvas
y recuéstate en su aroma mutilado
para ofrecerme la noche que se llena
de efímeras hogueras desastradas.

Desempolva las urgencias de mi aire
que la luna no es de leche desnatada
ni la espuma es un misterio de claveles.
Abarrótame de ti
y enséñame el milagro
de los cuatro peces esquivos,
las cuatro esquinas enredadas
una a una y entre sí.

Leer más...

16 ene. 2009

Esa mano

Nace de la noche una mano
de vides extrañas
con el sueño macabro
de diseccionar el mar,
contando las olas,
abriendo la espuma,
formando una esfera perfecta
con arrecifes de coral.

Si viene a mí la noche
y me encuentra desnudo,
sálvame de esa mano.

Me he roto las solapas,
y me he echado a nadar
por la curva del horizonte.
Allí, bajo la aurora,
justo encima del horizonte.

Ven a salvarme de esa mano
si busca mi piel,
me estoy meciendo entre las olas.
Ven a mecerte entre las olas
y busca mi piel
para salvarme de esa mano.

Sálvame,
que tengo las manos vacías
y una mala mentira en mi corazón
no quiero diseccionar el mar
sólo quiero salvarme.

Leer más...

14 ene. 2009

Línea muerta nº3

Desnudo se contempla vulnerable
y llora media lágrima tan hueca
que baja por su frente, pero seca,
Es polvo de un sollozo interminable.

Escribe un garabato indescifrable
en la desnuda piel de la muñeca
y cae adormilado por la rueca
del triste y duro acero inoxidable.

Se envuelve en su mortaja enrojecida
cubriendo todo el cuerpo contra el frío
de ver marcharse el néctar de sus venas.

Se cierra al horizonte y a la vida,
y siente a cada instante más vacío,
de angustias, de recuerdos y de penas

Leer más...

7 ene. 2009

Línea muerta nº2

Sólo un paso delante del abismo
vuela el macabro sueño de no ser
y abren las alas para no volver
gárgolas negras de un falso realismo.

Tan harto de luchar contra sí mismo
se hunde en el aire del amanecer
ya le cansa luchar para perder
y se abandona al último espejismo.

La gran ciudad le abraza en su caída
y acuna el sol fatal en pleno vuelo
en la brutal caricia del asfalto

Se acaba entonces el miedo a la vida
y la mentira de subir a un cielo
cada instante más lejos y más alto.

Leer más...

6 ene. 2009

Línea muerta nº1

Un corazón naufraga en Nembutal
sobre un aséptico árbol de azulejos,
con la sonrisa de los niños viejos
mira la muerte oculta en el cristal.

Junto a un caer de lágrimas de sal
un ruido blanco rompe los espejos,
vuela en la sombra un coro de vencejos
que trina el Réquiem de un punto final.

Muere en su boca el último latido
mientras la noche lame la blancura
de una macabra luna de saliva.

Se abre una puerta recta hacia el olvido
y su mirar, perdido en la locura,
busca alejarse de su carne viva.

Leer más...

4 ene. 2009

49 motivos

"Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas
más de mil pupilas donde vernos vivos
más de cien mentiras, que valen la pena."
Joaquín Sabina (Más de cien mentiras)
Tenemos al "Che", las noches de enero,
familia, el alcohol, el todo por nada,
fetiches, el mar, la música, un hada,
casinos, verbenas, chupas de cuero,

las lumis, la nieve, Lorca, un bolero,
Sabina, la Liga, luchas a espada,
mentiras, el sexo, la madrugada,
Obama, la luz, un libro, un "te quiero",

salud, minifaldas, el PSOE, la CEDA,
hoteles, la sangre, Hitchcock, colores,
promesas, cafés, Lilith, partenaires,

Lolitas, el póquer, braguitas de seda,
poemas, LaSexta, amigos, las flores,
Lisboa, Granada, Amsterdam, Baires...

Leer más...

1 ene. 2009

A la de 100.

décimas endecasílabas para celebrar que llego a la nada desdeñable cifra de 100 entradas (ahí es nada)

Cien contadas locuras transitorias,
a mí que me bastaba el aprender
a escribir en espaldas de mujer
me he enganchado a inventar cientos de historias,
confundiendo derrotas y victorias
con mentiras piadosas y no tanto
espantando a los miedos y al espanto
con las teclas hundidas bajo un dedo
y un buen corte de mangas al "no puedo"
emperrado en cantar lo que yo canto.

¿Quién me iba a contar, cuando empezaba,
que este junta-palabras llegaría
a las cien (y son pocas todavía)
paranoias colgadas de la aldaba?
y aún me queda ilusión y mala baba
para estar otro siglo con mi pluma
si esta musa cabrita no se esfuma
y seguir con mi sello diferente,
tan igual, tan oscuro, ¿deprimente?
y ya estamos con que la abuela fuma.

Sólo escribo lo que dejan las musas
unas rimas sabor a mil mujeres
media sombra entre lunas rosicleres
risas para espolsarme las pelusas
de un mal ritmo entre cuatro semifusas
que retumba en los picos de mi cama.
Si se tinta de un tono casi Obama
es que busco ensanchar la alegoría
(vertical, ocho letras, poesía)
de un "te quiero", maldito crucigrama.

El andar que jalonan mis deseos
se abre paso en jardín exuberante,
por las huellas que restan por delante
han valido estos pobres balbuceos
inventando con ecos y jadeos
las estrofas de un libro de bolsillo
que construye los muros de un castillo
golpe a golpe, hoja a hoja, gota a gota,
si desconcha paredes la derrota
me hago un verso con polvo de ladrillo.

Seguiré con mi hacer, lápiz en mano,
estrayendo oro y plomo de su mina,
tan Machado, tan Bécquer, tan Sabina,
como siempre, pero ahora más Soriano.
Y tal vez, un domingo de verano
al echar hacia atrás una mirada
dé por buena la senda transitada
y jurando ser fiel a mis principios
voy a ir dándole fin ya a estos ripios;
sólo haré medio verso por entrada.

Leer más...