31 dic. 2010

Vuelvo a lulú

133 páginas
Rimas-Verso libre-Canciones
Recopilación de poemas del 2009-2010
Precio: 6'95€ + gastos de envío

Leer más...

30 dic. 2010

Final

Parece que esto se acaba.
Las lunas sonrosadas tienen sueño
y la noche amenaza con caerse del cielo.
El temblor macabro de la tierra
logrará despertarnos cuando armagedón haya pasado.

Es hora de sacarse el sombrero y hacer una reverencia al respetable,
quién sabe si así conseguiremos alejarnos
de las garras afiladas del olvido,
o, simplemente, como siempre,
acabaremos hundiéndonos en el fondo de un mar extraño.

Esto se acaba y aún quedan demasiadas cosas que contar
para que esto se acabe realmente.
Pero ya no hay tiempo,
ni fuerzas,
ni sombras a las que dar forma.

Lo único que queda ya son ecos,
la cacofonía de un fracaso que duele,
y que desgarra.

Las estatuas se callan nuevamente,
los pájaros regresan a las nubes
y las nubes a los nidos,
los ríos deshacen sus nudos,
y los arcoíris se derraman hasta ser absorbidos
por una tierra enferma
que sólo ahora muestra que lo está.

Se estremece el mundo,
estalla el cielo,
llueve fuego,
parece que esto se acaba.

Leer más...

29 dic. 2010

Un año más

De nuevo a golpes contra un dios de dos cabezas,
la sangre que gotea del calendario
no es más que el zumo de las horas
que he ido perdiendo entre los dedos.

Un año más sin alas, sin rayos, sin fuerzas,
condenado a ser un simple humano,
dejando que cada minuto envejezca
los sueño malheridos
que escondía, en cada amanecer,
bajo la almohada.

Un año más
para que los tréboles se marchiten
y la primavera retroceda.

Un año más
sin que las heridas cicatricen
ni las caricias encuentren hueco
entre las arrugas prematuras de mi piel.

Un año más de marcadores en contra
y horas aplastadas bajo el mármol
veteado de la incompetencia.
Las palabras calladas y los segundos malgastados
se encostran en las zanjas de mi venas.

Un año más,
de sueños escondidos e incapaces,
de ser un humano como cualquier otro.

Empieza entre sombras y anacardos
un año más.

Leer más...

28 dic. 2010

Mi tumba

El día que se levante
tanta tinta malgastada,
perdida,
derramada entre mis folios,
con la irreverente vanidad de las heces escritas
que no saben lo que son...
el día que se levante, y se enfurezca,
y me ahogue en ella,
¿Quién acudirá a mi tumba
y regará las flores con lágrimas y no con orín?

Tú que sabes que no soy sólo letras escritas,
¿Serás capaz de encontrar mi tumba?
La esconderé de mis enemigos,
y sólo los que me conocen de verdad sabrán dónde buscarme.

Sé que llegará un día en que mis versos
arruinarán mis orgasmos,
y cogerán entre letras aladas mis besos
para que no pueda alcanzarlos.
Pero será peor el día que una palabra
me atraviese el pecho y me reviente el corazón,
pero no pienso escupir sangre
habiendo tinta negra entre mis labios.

Tal vez mis últimas palabras
salgan escritas de mí,
y acaben desmayadas sobre la arena.
Escritas y desmayadas.
Grabadlas con martillo y cincel,
con zapato y escalpelo,
en la absurda superficie de mi lápida,
aunque sólo sea un grito desesperado.
Necesito algo para leer
si voy a pasarme la eternidad mascando tinta
entre paredes de madera
y muros de fuego..

Sólo quiero que si algún día,
cuando en el futuro los versos se hayan levantado,
encuentras mi tumba
me dejes unas flores.

No quisiera crisantemos,
prefiero margaritas que me permitan
deshojar, lentamente, el infinito.

Leer más...

27 dic. 2010

El viejo

A un balcón que está encarado
a las cumbres del silencio
en los bordes del ocaso,
se ha asomado, triste, un viejo.
Una pátina de surcos
de los lloros que cayeron
cruzan su cara azotada
por el látigo del tiempo.

¡Cuánto horror! ¡Cuánta palabra
sin pudor ni sentimientos
se agazapa en su garganta
sollozando sin hacerlo!

Su tristeza le desborda,
cada día está más lejos
de su sangre derramada
y del joven de su espejo.
Le hace un nudo a los relojes
y pasea por los huecos
de las sombras de su casa
masticando sus recuerdos,
y entre dientes sale un grito,
el desgarro de un "te quiero",
le responde el solitario
verbo trágico del eco...
él se siente abandonado,
cada vez más solo y viejo,
hasta aquellos enemigos
que tenía, van muriendo.

¡Cuánto horror! ¡Cuánta palabra 
sin pudor ni sentimientos
se agazapa en su garganta
sollozando sin hacerlo!

Cada cana es una lágrima
congelada por el hielo
de memorias y distancias
en su barba y en su pelo.
Cada arruga es una zanja
donde entierra esos inviernos
que le atrapan con un frío
que se cala hasta los huesos.
Ha encontrado entre sus manos
una rosa sin consuelo.
Con sus pétalos marchitos
ha cubierto el frío cuerpo
de sus sueños, que a su lado
aún seguían sonriendo,
tan felices como siempre.
Sonrientes, pero muertos.

¡Cuánto horror! ¡Cuánta palabra
sin pudor ni sentimientos
se agazapa en su garganta
sollozando sin hacerlo!

A un balcón lleno de flores
se ha asomado, triste, un viejo.
No sabía que las rosas
eran flor de cementerio.

Leer más...

25 dic. 2010

El tiempo mentía

"Cuando a ti venga el mañana,
-me predijo el Dios Saturno-
negarás tu blues nocturno,
junto a tu obra más temprana".
Asomado a mi ventana
El demonio se hizo verbo
y su apoyo atroz y acerbo,
fue infectar mi alma inmadura
de un rumor de tinta oscura
con la pluma de algún cuervo.

El reloj adormecía
mis palabras incompletas,
fusiladas sus saetas
con mi negra poesía.
Supe que el tiempo mentía
y que el Diablo era sincero
cundo puse en un florero
una flor de azufre y sombra
y cayó sobre la alfombra
ensuciando el mes de enero.

En sus pétalos marchitos
encontré un pequeño infierno
que en las noches de ese invierno
calentaba mis escritos,
los más grises y malditos
mas también los más hermosos,
aguantando los acosos
de las musas sonrosadas
que querían mis baladas
sin negrores vanidosos.

Me vengué del calendario
sombreando cada herida
de mis folios sin salida,
al rimar casi a diario
contruyendo mi inventario
de una noche que crecía.
Poco a poco yo entendía
que el Diablo era sincero
porque su odio es verdadero,
y que el tiempo me mentía.

Leer más...

22 dic. 2010

Póker de reinas

Te digo de las venus repeinadas,
las obras de taller de cirujano,
que pagan los amores bajo mano,
las reinas de diamantes remozadas.

Te cuento de las más afortunadas,
los mágicos amores de verano,
las que te hacen sentirte más humano,
las reinas de los tréboles amadas.

Te escribo de las barbie-caramelo,
las reinas del color de corazones,
la envidia de la envidia de las chicas.

Y te hablo de las femme fatale de hielo,
las grandes domadoras de emociones,
mis reinas favoritas, las de picas.

Leer más...

Reina de picas

Tal vez un día bajes del altar
en el que tus amantes te han aupado
y encuentres que los besos que no has dado
se encostran en tus ganas de llorar.

Ya sabes que posees, por azar,
un cuerpo para el vicio y el pecado
no obstante, al corazón que hay encerrado,
jamás le has enseñado qué es amar

Marchitas con tus besos a las flores,
quizás alguna vez tú te enamores
y dejes de ser tan mujer fatal.

Lo malo no es que seas mala y fría,
lo malo es que me atrae sentirte mía,
llevarte donde juego de local.

Leer más...

Coces a la luna

Cansado de tantas mañanas
de huecos vacíos,
morirme desnudo en la cama
ya ves, me da igual.
Me dicen las flores marchitas
que no han entendido
el cómo una lágrima escrita
me sienta tan mal.

Maldigo el espejo que miente
y que no me refleja
perdido entre caras de gente
que me deja en paz,
y miro el recorte que han hecho
de una foto vieja
los dedos macabros y estrechos
de la soledad.

Si me da por darle coces a la luna

es que quiero un poco de oscuridad,
pa' cenar con esa amante inoportuna
que me niega mucho más de lo que da,
que una vez quiso enterrarme en el desierto,
sin saber que soy experto en resucitar,
Cuando viste mi cadáver, me hacía el muerto
esperando que te fueras pa`no hablar.

He tirado todas las murallas
de este chabolo
de whisky y perdidas batallas
que pude ganar,
Tal vez necesite otros brazos
si me siento solo
si vuelvo a romperme en pedazos
o no puedo más.

Pero ahora dejadme conmigo
si viene la nieve,
me basta el pedazo de abrigo
de bajo mi piel,
La noche me ha escrito una letra
en bajorrelieve
tal vez recupere mis fuerzas
volviendo a leer.

Si me da por darle coces a la luna

es que quiero un poco de oscuridad,
pa' cenar con esa amante inoportuna
que me niega mucho más de lo que da,
que una vez quiso enterrarme en el desierto,
sin saber que soy experto en resucitar,
Cuando viste mi cadáver, me hacía el muerto
esperando que te fueras pa`no hablar.

Leer más...

21 dic. 2010

Reina de corazones

Te sabes la más guapa, la más bella,
la Venus de Luis Royo, la Afrodita
que inspira el ritmo de una poesía escrita
sin tinta y a la luz de alguna estrella.

Lo siento, pero no beso tu huella,
demuestra que eres más que una bonita
figura de pasión casi infinita,
y tal vez tus caricias me hagan mella.

El cuerpo que te encierra no te ayuda,
desnúdate hasta de tu piel desnuda
y vuelve a presentarme tu dibujo.

Serás la dueña de mil corazones,
pero el mío requiere más razones
que la belleza simple y sin embrujo.

Leer más...

20 dic. 2010

Reina de tréboles

Cansada de pedirle hasta a la luna
un beso que pudiera enloquecerte,
la noche te invitó a probar la suerte
de creerte ser más guapa que ninguna.

Quisiste navegar por mi laguna
creyendo muerta la ley del más fuerte,
lo admito, yo también fingí su muerte,
da las gracias a la Diosa Fortuna.

Fue cosa del azar, pinche destino,
las piedras de la vera del camino
También tienen derecho a la ternura.

El trébol que escondí bajo mi manga
hacía juego con los de tu tanga,
por fin nos sonreía la ventura.

Leer más...

19 dic. 2010

Las vacaciones de Euterpe

Si el viento no se aprende mis canciones
o las nubes ensucian mi obra prima,
olvido que es mi mano la que rima
y pruebo a encarcelar las emociones.

Intento hacer con versos, corazones,
pero al querer sacármelos de encima
me quedo a solas sobre la tarima,
Euterpe se ha cogido vacaciones.

Las musas que poblaban mis veranos
esquivan los inviernos de mi pecho
marchándose y rompiendo mis esquemas.

Y herido, sin un verso entre las manos,
me fundo en lo más duro de mi lecho
soñando con que vuelvan los poemas.

Leer más...

18 dic. 2010

Palos de ciego

Cansado de dar palos tan de ciego,
me embosco entre una sombra y un dolor
anoche le di lumbre alrededor
de un sueño que crecía en torno al fuego.

Quemé la soledad triste del ego,
bajé de los altares, y el valor,
de ser de nuevo humano y perdedor,
mató las ganas de seguir el juego.

No soy más un Abel crucificado,
pues tengo ya la mano ensangrentada
de hundirla sobre el niño que yo he sido.

El sueño que moría calcinado
dejó sobre mi mano una quijada
de un lobo que ladraba hacia el olvido.

Leer más...

17 dic. 2010

Inventario

Esta luna huérfana y sin complejos
este maldito catecismo de humildad,
este arlequín que se mofa por mi espejo,
y me mira desde lejos
ensuciado de alquitrán.

Este verso de tinta de vino tinto,
este mañana tan clónico del ayer,
estos labios que parecen laberintos,
esta carencia de instinto,
estas ganas de perder.

Esta palabra tan distante y tan cercana,
esta macabra bañera de alperchín,
este "lo siento, vuelva usted mañana",
estos fines de semana
castigado y sin salir.

Este pétalo de magnolia kamikaze,
este blues de Brugal y acordeón,
esta alma mía que no sabe lo que hace,
pero que no hace las paces
con mi oscuro corazón.

Este humilde callejón melancolía,
esta añil contraventana a contraluz,
estas sombras de lo que yo te quería,
esta mariposa fría,
este clavo de mi cruz.

Leer más...

16 dic. 2010

Lágrimas de autobús

Nadie ve las lágrimas de un autobús
cuando llueve,
y la ciudad se amotina,
y los charcos se envilecen
de perlas de agua turbia que se atacan entre sí.

¿Acaso una gota sabe el nombre
de su fugaz compañera de caída?
Pues cómo va a entenderse con las lágrimas de aceite
de un dragón ya demasiado viejo
para aprender
ahora
a volar.

Del otro lado del cristal,
del lado seco,
del lado de las luces y las miradas,
la brutal agonía de las palabras
se descompone en un asiento
enfocado hacia el pasado,
que se aleja,
que se estira,
que se queda aullando bajo el agua,
que se repite,
que se muere y no se muere,
que me atrapa en cuanto se abren las puertas
y piso la lluvia.

La noche está fría como el hielo
y las luces se evaporan sin remedio.
Yo tampoco sabía que la ciudad
está llena de autobuses que lloran sin destino.

Leer más...

14 dic. 2010

Reina de diamantes

¿Y cómo va a latir un corazón
vestido, como el tuyo, de esmeraldas?
Desnúdalo si quieres ver tus faldas
perlando el suelo de mi habitación.

Yo esquivo cada golpe de talón
y vivo amando libre a tus espaldas,
tú, presa en un palacio de guirnaldas,
jamás entenderás esta pasión.

Tus lágrimas espejan maniquíes
que por pezones tienen dos rubíes,
y en vez de piel canela, porcelana.

Lo siento, quiero un beso verdadero,
no damas que cabalguen con sombrero,
no busco reina, quiero cortesana.

Leer más...

La palabras que me faltan

Rugen bajo tu vestido
los perros de la madrugada
y el vértigo de una palabra que se pierde.

Repites tu nombre en mi oído y desaparezco,
nada queda de mi ropa,
ni de mis manos,
ni de mi verbo,
ni del rojo ensangrentado de mis labios,
las mentiras eran demasiado afiladas para pronunciarlas.
No sé por qué lo hice,
tal vez te odié más de lo que te amo,
u olvidé que te necesitaba.

Hasta ayer, la noche escrita,
era tan parte mía como tuya,
como un ángel irrompible
hijo de Dios y del Diablo.

Hoy, se me escurren las palabras de mis libros de poemas
y,
no sé,
tal vez duela este no verte entre las páginas,
ni escucharte por los parques
desnudando las magnolias.

Vuelve hacia mí.
Estoy seguro de que las palabras que me faltan
las tienes escondidas en tus labios.

Leer más...

Oficio de difuntos para Enrique

¡Qué Enrique! ¡Qué persona! ¡Qué Morente!
¡Qué lágrima flamenca de alma en vena!
Los cantos se nos mueren de la pena
de andar con una ausencia en el ambiente.

Se fue con el cariño de la gente,
llegó con su flamenco en luna llena,
despega, don Enrique, de la arena,
las playas de Granada dan al frente.

Oírte en tu cantar, verte y no verte,
son formas de ahuyentar la mala muerte
que viene a silenciar la bulería.

Que no cese tu cante jondo y puro,
Lo bueno de morirse es que el futuro
no puede echar por tierra tu alegría.

Leer más...

Nacido para correr segundo

Tal vez nací para correr segundo
quizás perdí mucho antes de empezar
pero jamás supe decir "me rindo",
a los cabrones que no dejan ganar.

Dejé la piel en cada amor que tuve
y nunca supe renunciar al corazón
me columpié del cuello de una nube
pero caí al hacerme mayor.

Y me tuve que conformar...
con mis noches de culo de botella,
con amores que no saben amar,
con las hienas que devoran mi entrepierna,
con esta mitad
partida por la mitad...

Y me tuve que conformar...
con las pulcras mentiras de mi almohada,
con palomas que no pueden volar,
con las manchas de locura en la fachada,
con esta mitad
partida por la mitad...

orillé la escuela
cuando me quisieron dar
clases de obediencia,
de fracaso y humildad.
y ahora no me queda
más que rabia en la pared
los muros se quejan,
nunca tuve buen perder,
Quizás sea cierto,
tal vez yo nací
para ser segundo,
derrotado hasta morir.
Pero no lo acepto,
nunca me ha quedado bien
el traje de luces
de un esclavo del poder.

Así que quien me quiera coger vivo
pues va a tener que aprender a volar.
Tal vez nací para correr segundo
pero la luna me invitó a soñar...

Y me tuve que conformar...
con mis noches de culo de botella,
con amores que no saben amar,
con las hienas que devoran mi entrepierna,
con esta mitad
partida por la mitad...

Y me tuve que conformar...
con las pulcras mentiras de mi almohada,
con palomas que no pueden volar,
con las manchas de locura en la fachada,
con esta mitad
partida por la mitad...

Leer más...

13 dic. 2010

Sonetos epistolares

Sonetos epistolares

Stewart:

Aquí podréis leer nuevos sonetos
que irán con un enlace hacia otras rimas,
leedlas previamente y luego encima,
ponedle mis cuartetos y tercetos.

No sé si original, pero parece
que al menos la experiencia es divertida,
empieza como un juego esta partida,
a ver cómo termina. A ver si crece.

Pasen y vean este epistolario,
que es tan formal y tan estrafalario.
correos de ida y vuelta en el respeto

Lo cierto es que Caronte, aquí mi socio,
resulta ser un hacha en el negocio
tan poco lucrativo del soneto.



Caronte:

Me sigue anonadando, caro amico,
la inmensa habilidad de que haces gala
yo que trabajo siempre a pico y pala
y sudo tinta china sobre el pico

para sacar un verso en abanico
y siempre acaba haciendo rima mala,
y tú, que en tu soneto se acicala,
el verso sucesivo más "bonico"

Me quedo yo a la luna de Valencia
pasmando entre tus versos y la luna,
y a ver cómo termina, a ver si crece.

Haré con nuestra gran correspondencia
en las aguas de mi oscura laguna
La entrada más extensa, lo merece.

Stewart


A ver cómo lo hacemos, mi deseo
es ponerme en contacto en otros medios,
lo que me obliga ya sin más remedio
a pedirte tus señas de correo.

A Google dí tu nombre y tu apellido,
el sólo me dejó una enorme lista
con datos de un bisoño futbolista
y un plan de acción quebrado y malherido.

El tema es el siguiente, se me ocurre:
(que a veces mi cabeza va y discurre)
¿merecen nuestras letras todo un blog?

Si piensas, como yo, que es un buen trato,
envíame un correo con tus datos,
aqui estaré, mirándome el reloj.


Caronte

¿Merece nuestro verbo un blog entero
de muros decorados de anaqueles?
¿Un blog donde colgarnos los laureles
del rítmico correo sonetero?

Lo creo, así que coge un lapicero
y apunta en un rincón de los papeles
ferissas-barrabaja-jotaesele
arroba hotmail punto com-pañero.

Me puedes encontrar casi a diario,
pasando a limpio versos y mentiras
en cuanto el locutorio abre sus puertas.

ya me impaciento con nuestro inventario
de versos de Valencia hasta Algeciras,
Ya sueño y a ver cómo me despiertas.


A medida que van pasando años

Stewart:
A medida que van pasando años
se llevan las maletas más cargadas,
es fácil que no nos sorprenda nada,
y queramos huir de desengaños.

A medida que van saliendo canas,
se van dejando atrás los sueños vanos,
se van entristeciendo los veranos
es fácil despertarse en la desgana.

A medida que nos hacemos viejos
miramos con más odio los espejos
que nos infectan cada cicatriz

Lo suyo es escaparse del rebaño,
para entender lo que nos hace daño,
y vivir cada año más feliz.


Caronte:

Lo cierto es que el espejo no perdona,
que los relojes queman donde escuece,
y es más el tiempo de lo que parece
marcándonos como un líbero en zona.

Cualquier día en la vida tan cabrona
es, a medida que nos envejece,
igual que un anodino martes trece
que nos va arrellanando en la poltrona.

La réplica, cuando la vida muerde,
es ser un viejecito golfo y verde
que aun cree en la gracia de las tonterías.

Tocarle el culo a la suerte indigesta,
y si pierdes algún día tu apuesta
en contra de la vida, que te rías.


Stewart:
Compañero Caronte, ¡Qué fortuna
que vengas a mi cuchitril coqueto!
Y si encima me escribes un soneto,
mi trastero se vuelve tu Laguna.

¡Menudo honor, en serio. No es secreto
que en esta cara inculta de la Luna,
el verso se atraganta si en ayunas
se lo das a probar a los catetos.

Se salvan, compañero de la quema,
tus versos, tus palabras, tus poemas.
Harás diana siempre que dispares.

Amigo de las redes internautas,
propongo que sigamos esta pauta
y hagamos "Sonetos Epistolares".


Caronte:

Acepto amigo mío yo este reto,
sumándome al esfuerzo literario
de dar luz al patrón epistolario
con la cadencia innata del soneto.

Lo haré lo bien que pueda, lo prometo,
mas junto a ti parezco yo un becario,
quizás deba buscarme otro adversario
más flojo y no este rey del alfabeto.

Primero fueron Góngora y Quevedo,
más tarde Fito Páez y Sabina,
ahora van Stewart y Caronte.

Mas eso sí, la daga del aedo
la haremos roma con "Buenrrollitina",
yo soy un aprendiz, tu un mastodonte.


Stewart:

Confieso que tu aire de Sabina
me tuvo a tu bitácora abonado,
y ahora que en mi casa estás sentado,
ya sabes, métete hasta la cocina.

Y ahora que está el hielo destrozado,
y que he tomado la "Buenrrollitina"
confieso que los dedos me patinan
sacándole estos ripios al teclado.

Dan vértigo los grandes puestos juntos:
Fito, Sabina, Góngora, Quevedo...
Y tu nombre y mi nombre en esa lista.

Lo cierto que que a esta hora me pregunto
si puede más un "quiero" que un "no puedo",
y me respondo "Sí", dime optimista.


I prefer it real

Caronte:
Prefiero a Miss Cualquiera que a la Rita,
mejor, orgasmo sucio que fingido,
prefiero carne y hueso que imprimido,
mejor, la Pachamama que Afrodita.

Prefiero colegiala que Lolita,
mejor, desnuda que con el vestido,
prefiero amor a un siglo compartido,
prefiero fea y sexy que bonita.

Mejor, muñeca hinchable que la Nancy,
y oyendo tangos de Gardel y Manzi,
prefiero Buenos Aires a París.

Prefiero mucho y mal a bien y poco,
mejor, porno casero que el de Rocco,
Mejor, la mujer que los maniquís.


Stewart:

Es lógico y normal, amigo mío,
que elijas cualquier cosa antes que a Rita,
la Barbi de Valencia da grimita,
me dan, de imaginarlo, escalofríos.

Del resto de los temas que prefieres,
qué quieres que te diga, te comprendo,
Las flores del amor nos van haciendo
permeables a todos los placeres.

En cambio, compañero, me rebelo,
por no decir me tiro de los pelos,
leyendo "mucho y mal a bien y poco"

Los años me enseñaron, y la vida,
la cura que te cura cada herida:
Hacerlo mucho y bien, como los locos.


Caronte:

¡Mi madre! dios me salve de esa Rita
te juro que en la "Jeiguorz" yo pensaba
le sobra tripa, cara y mala baba,
a la alcaldesa, yo antes voy con Chita.

Hacerlo mucho y bien... gloria bendita,
más pasa lo que ayer no me pasaba,
la musa que hace tiempo me velaba
me deja ahora a dos velas y sin guita.

Carajo, pues qué quieres que te diga,
va a ser que cuando la miseria obliga
te vale poco y mal antes que nada.

tú tienes suerte, yo tengo complejo,
los años no me enseñan, me hacen viejo,
"like a Rolling Stone" de mi barriada.


Stewart:

Los años, caro amico, como dices,
enseñan y hacen viejo, dos por uno,
y en el momento más inoportuno
te emborronan la piel con cicatrices

A eso me refiero, a que es ahora,
cuando hay que atar la musa a nuestro lado,
para evitarle penas al teclado
que huérfano de dedos gime y llora.

El caso es que elegir lo que se oferta,
sin ver al otro lado de la puerta,
es buscarse un destino burdo y zafio.

Lo suyo es enfrentarse a la miseria,
que te pinta la vida dura y seria.
Cerrar con suspensivos tu epitafio.


Reina de diamantes

Caronte:

¿Y cómo va a latir un corazón
vestido, como el tuyo, de esmeraldas?
Desnúdalo si quieres ver tus faldas
perlando el suelo de mi habitación.

Yo esquivo cada golpe de talón
y vivo amando libre a tus espaldas,
tú, presa en un palacio de guirnaldas,
jamás entenderás esta pasión.

Tus lágrimas espejan maniquíes
que por pezones tienen dos rubíes,
y en vez de piel canela, porcelana.

Lo siento, quiero un beso verdadero,
no damas que cabalguen con sombrero,
no busco reina, quiero cortesana.


Stewart:

Amigo, yo en las artes amatorias,
en usos y costumbres pasionales
tambien prefiero pálpitos reales,
real de realeza: esta es mi historia.

Mi cortesana siempre fue princesa,
ya sé que suena cursi, pero miento
si digo lo contrario a lo que siento:
tras doce años viene y me embelesa.

Y ahora para colmo, la muchacha,
que deshace mi cama, me despeina,
me abraza, me consuela y me cobija

su título se arranca, va y lo tacha,
y se viste por dentro como reina,
porque ahora la princesa es nuestra hija.


A Enrique Morente (In memoriam)

Stewart:

Tu voz, tan grande y pura, tan gigante,
tus manos, tan crispadas y tu frente,
hoy sienten una fuerza diferente...
el cielo estará allí donde tú cantes.

La Torre de la Vela a media asta,
Granada mira al cielo para oírte,
¡qué mala idea, Enrique, esta de irte!
a buen entendedor tu duende basta.

Que se callen los llantos, que hable el sabio,
que está con un "quejío" entre los labios.
Los que quieran llorarte que se esperen.

¡Qué genio, qué fusión, qué buena gente!
no se le olvide a usted señor Morente
que los viejos flamencos nunca mueren.


Caronte:

¡Qué Enrique! ¡Qué persona! ¡Qué Morente!
¡Qué lágrima flamenca de alma en vena!
Los cantos se nos mueren de la pena
de andar con una ausencia en el ambiente.

Se fue con el cariño de la gente,
llegó con su flamenco en luna llena,
despega, don Enrique, de la arena,
las playas de Granada dan al frente.

Oírte en tu cantar, verte y no verte,
son formas de ahuyentar la mala muerte
que viene a silenciar la bulería.

Que no cese tu cante jondo y puro,
Lo bueno de morirse es que el futuro
no puede echar por tierra tu alegría.

Leer más...

11 dic. 2010

I prefer it real

Prefiero a Miss Cualquiera que a la Rita,
mejor, orgasmo sucio que fingido,
prefiero carne y hueso que imprimido,
mejor, la Pachamama que Afrodita.

Prefiero colegiala que Lolita,
mejor, desnuda que con el vestido,
prefiero amor a un siglo compartido,
prefiero fea y sexy que bonita.

Mejor, muñeca hinchable que la Nancy,
y oyendo tangos de Gardel y Manzi,
prefiero Buenos Aires a París.

Prefiero mucho y mal a bien y poco,
mejor, porno casero que el de Rocco,
Mejor, la mujer que los maniquís.

Leer más...

8 dic. 2010

A la carrera

Solo una vez me enseñaste a seguir
siendo el niño que se acuna en tus brazos
pero hoy la luna me invita a salir
mientras el cielo se cae a pedazos.

Lo siento mucho, no es para mí
que fuera llueva y yo siga sentado,
sabes que me harté de oírte mentir
¿No ves que ahora llueve sobre mojado?

Me desespera
esta manera de malvivir
tan lejos de ti
pero a tu vera,
será mejor que nos larguemos de aquí
mi luna y yo, a la carrera.

Quemé demasiadas naves por ti,
no sé vivir tan solo de las rentas
de un amor que dejó de latir
hace ya tanto que no lo recuerdas.

Éramos dos proyectos de arlequín
colgados de una nube de diseño
soñando con llegar hasta el fin
de un sueño que se nos quedó pequeño.

y aunque fue contigo con quien aprendí
a bajar de seis en seis las escaleras
hoy la luna ha venido a por mí
y voy a escapar... con ella a la carrera

Me desespera
esta manera de malvivir
tan lejos de ti
pero a tu vera,
será mejor que nos larguemos de aquí
mi luna y yo, a la carrera.


Y reconozco que al principio te creí
que tus palabras parecían sinceras,
no sabía que era tan fácil mentir
cuando tienes un vestido de embustera.

Ahora que no nos queda más que decir
ahora que el silencio es una espada,
un arma más que podemos blandir
para asestarnos otra puñalada.

Me desespera
esta manera de malvivir
tan lejos de ti
pero a tu vera,
será mejor que nos larguemos de aquí
mi luna y yo, a la carrera.

Leer más...

6 dic. 2010

Si la magia se hace rima

El rumor que descalabra
a mis musas desde el techo
me ha dejado sobre el pecho
solamente una palabra,
un fugaz "abracadabra"
que ha trepado hasta mis labios,
que jamás serán tan sabios
de decirlo como deben
mientras las lágrimas llueven
sobre el blues de mis agravios.

Si la magia se hace rima
tal vez tenga alguna opción
de agarrar la depresión
y quitármela de encima,
de surgir desde la sima
a enfrentarme con mi espejo,
y a arrancarme del pellejo
esta huella de Caín
que me aleja del bombín
del que yo jamás me alejo.

Volveré a ser el de antes
si mi verbo se hace magia,
deteniendo la hemorragia
de estas musas trashumantes,
con dos versos asonantes
que me miren a los ojos
y se postren en hinojos
enseñándome un poema
que me salve de esta quema
de angustiosos trampantojos.

Leer más...

5 dic. 2010

Aterriza como puedas

Para el incombustible Leslie Nielsen.
Hasta siempre, maestro.
Te dedico mi entrada nº 200.


Aterriza como puedas
que la muerte va con prisa
por llevarse a tus amantes,
angelito de la risa.
Aunque nunca ganó un oscar
su humor bien vale una misa
así que antes de borrarnos
de la cara esta sonrisa,
aterriza como puedas
angelito de la risa.

Vaya mierda de epitafio,
vaya ripio tosco y llano,
¿Quién me vende un buen poema
para un genio tan humano?
tan artista de comedia,
tan bufón americano,
¿Quién nos queda tras de ti,
gran actor de pelo cano?
Vaya mierda de epitafio
Para un genio tan humano

Leer más...

23 nov. 2010

Mar de asfalto

El ruido inquebrantable del silencio
cuando los coches atraviesan la avenida
entre los árboles candentes de la noche,
es sonido de olas y playas,
de mares y espuma,
de soledad.

Déjame que me vuelva etéreo
y que me ahogue en la calzada,
por más que ahora no recuerde
cómo se nadaba bajo el suelo.
Los coches no atropellan a las sombras,
me basta con eso para dejarme caer.

Quizás un latido breve
logre mantenerme a flote,
pero en el silencio sólo se escuchan
olas que parecen, lentamente,
mil sonidos de motores.

Me hundo en el asfalto de las calles,
impregnándome de alquitrán y de tiniebla,
casi cierro los ojos
y allá a lo lejos veo,
solamente oscuridad.

Solamente oscuridad.

Leer más...

15 nov. 2010

A Don Luis García Berlanga

Hay del imperio austro-húngaro a Valencia
caminos donde van republicanos
cogiendo de naranjos y manzanos
las frutas de aquel árbol de la ciencia

que nos plantó con su humilde presencia,
un viejo que prendió en nuestras manos
la guerra antigua, moros y cristianos,
Señor, perdónele la impertinencia.

Después de tanto tiempo bajo el yugo,
las sombras de su cine tan canalla,
aún siguen con un as bajo la manga.

No pudo ni escaparse del verdugo,
¿Qué va a ser de nuestra gran pantalla
sin luces, sin Buñuel y sin Berlanga?

Leer más...

14 nov. 2010

Arañas

Un ruido hecho persona se pasea
entre las cuatro esquinas requemadas
de un espejo tartamudo
por donde corren las arañas.

En él,
los rincones de mi casa son noches milimétricas,
cubiertas de escarcha, polvo y sombra,
pero vacías, aguardando,
al sol del mayor de los silencios
jamás gritado.

Yo, frente al espejo,
deambulo entre los pliegues de mi voz,
y el hollín de las paredes me rehúye
sin querer reconocerme.
No guardan las cenizas de mi fuego
memoria alguna de lo que una vez quemaron.

Tal vez, cuando sólo sea humo,
una alondra inesperada
acertará a encontrar mi nombre entre los vientos.

Pero mientras quede fuego vivo existirá la muerte
como un borrón desesperado,
carcomiendo las esquinas
de cada una de las letras,
de cada una de las palabras,
de lo que alguna vez he sido
o alguna vez seré.

Ahora no soy más que carne.
Un bocado apetecible para arañas
que desdeñan los sonidos
mas se sacian lentamente
del resto de mi ser.

Leer más...

3 nov. 2010

Romantifobia (soneto canalla nº3)

Ni yo soy Richard Gere ni tú mi novia,
lo que pasa en Las Vegas... ya lo sabes.
Yo no voy a quemar por ti mis naves,
así que escaparé de forma obvia.

Pensar en corazones ya me agobia.
No voy a terminar por darte llaves,
mi pecho es tan pequeño que no cabes,
si quieres, llámalo "romantifobia".

No quieras que te quiera y ni te atrevas
siquiera a susurrarme ese "te quiero"
que late aletargado entre tus labios.

Me harté de andar jugando al tú-la-llevas
con un corazón gris y traicionero,
amar es más de locos que de sabios.

Leer más...

2 nov. 2010

¡Corre!

Estás cansado de empezar
cada noche el mismo vaso
la misma mierda, el mismo bar
donde muerden tus pecados.

Vas gritando cada día
con la misma voz rasgada
que la soledad en compañía
es como una puñalada

que atraviesa los colchones
y que parte en dos tu pecho,
ya no brotan corazones
de la punta de sus besos...

¡Corre!
antes de que te atrape el reloj,

antes de que vuelvan las murallas

de ese silencio atronador...


¡Salta!

antes de que el sol vuelva a salir

si estás escapando de ti mismo,
quedan muchos sitios donde huir.


Los gatos te miran mal
y la luna te ilumina
le acabas de disparar
en la nuca a la rutina.

Desenrosca las estrellas
son bombillitas de feria
y haz que vuelvan a temblar
los horarios y cadenas
de la puta sociedad.

Redescubre en otras manos
el calor que se enfrió
y si empiezas a dormirte
huye antes que salga el sol.

¡Corre!
antes de que te atrape el reloj,

antes de que vuelvan las murallas

de ese silencio atronador...


¡Salta!

antes de que el sol vuelva a salir

si estás escapando de ti mismo,
quedan muchos sitios donde huir.


Vive antes de morir
sueña antes de dormirte
si te atreves a seguir
Nada más ya podrá herirte

Vive antes de morir
sueña antes de dormirte
si te atreves a seguir
al final tú serás libre.

¡Corre!
antes de que te atrape el reloj,

antes de que vuelvan las murallas

de ese silencio atronador...


¡Salta!

antes de que el sol vuelva a salir

si estás escapando de ti mismo,
quedan muchos sitios donde huir.

Leer más...

25 oct. 2010

Tu cuerpo (Y lo que lo rodea)

Tu cuerpo

Tus piernas son de luna y carretera,
tu sexo es más que un túnel sin salida,
que salva la negrura de mi vida
con noches que se van a la carrera.

Tus dedos son estacas de madera
que hieren pero curan cada herida,
Tu vientre es un desierto en acogida,
tu pelo, mi feral enredadera.

Tos ojos son mentiras de la noche,
tus pechos, una almohada incandescente
que late despertando mis mañanas.

Tus labios son dos puertas al derroche
de besos de un adiós fugaz y ardiente,
tu cuerpo es la quimera de mis ganas.


Lo que lo rodea

Tus roces son infiernos sin condena,
tus besos son un cielo sobre el cielo,
tu aliento es un remedio contra el hielo,
tu aroma es de azahar y de azucena,

tu calma son orgasmos en cadena,
la luz de tu sonrisa, un sol en vuelo,
tus lágrimas son como un riachuelo
que baja hasta los márgenes del Sena.

Tu "luego" es un "jamás", tu voz mi voto,
tu "siempre", un "ojalá" con condiciones,
Tu Cuba es una calle de Valencia.

Tu imagen reflejada es una foto
de dama de revista de pasiones,
y lo que te rodea es mi existencia.

Leer más...

24 oct. 2010

Voy a huir al horizonte

Perdona si me marcho al horizonte,
desde lejos, tal vez, no me duelan las heridas
y tu nombre suene limpio como el viento,
plácido de la desnudez de tanto ruido.

Voy a huir al horizonte,
donde todo sea fresco,
para tener una nueva oportunidad
de estrellarme contra tus labios.
Verás que no es tan difícil
empezar de nuevo como dos desconocidos.

Y sobre la playa, donde cabalgaron los caballos,
dibujaré otra vez tu silueta en la arena,
húmeda de mares que restallan,
para que el horizonte no me sea tan frío
ni tan inválido.

No lamento nada de lo que queda tras mis huellas,
si de verdad tengo hueco entre tus pechos
ven a buscarme al horizonte.
También allí hay caballos
que cabalgan hacia el horizonte.

Leer más...

22 oct. 2010

La espuma en un vaso de "Mirinda"

La espuma en un vaso de Mirinda,
aquellos tres sonetos que perdí,
el que te canta "Mira que eres linda"
a la luz desvelada de un candil.

Mis garapullos de hombre de las cavernas
tus miradas de mujer fatal,
mi religión en el cruce de tus piernas,
mi cadáver limpiado con Zotal.

Mis heridas de la guerra de los mundos,
tus historias de barrios de favelas,
el récord que logré por dos segundos
quitándote el sostén manco y a ciegas.

La Mónica que achicaba tus virtudes,
el Pablo, diez centímetros más que yo,
la grandeza de tus labios (no lo dudes)
que jamás tuvo sitio en mi canción.

Nuestra tarta de bodas con su guinda,
las braguitas de satén que no te visten,
la espuma en un vaso de Mirinda,
y tantas otras cosas que no existen.

Leer más...

Ripios sabinescos de actualidad

A pesar del humor amarillo,
al dragón que se afila el colmillo
le indigesta el Nobel de la Paz.
A pesar de las huestes de Mao,
en Pekín, en Shanghai y en Macao
brotan voces por la libertad.
Dicen: "Quizás".

A pesar de la mala marea,
a pesar de la historia, en Corea,
no se avanza sin retroceder.
Kim Jong-Uno, tirano del Norte,
heredero de la inmensa corte
de rebeldes cadáveres que
Dicen lo que es.

A pesar que el gitano rumano
le hace un feo gesto de mano
a Napoleón Sarkozy.
A Vlad Tepes le despierta un gallo
que trabaja desde aquel Mayo,
y Hitler pregunta: "¿Arde París?"
Dicen que sí.

A pesar de que el vino es de quina,
los ladrones van a "la oficina"
a robar un réquiem de corazón.
A pesar del teatro en la sangre,
se nos muere Manuel Aleixandre
y hay fantasmas en el Café Gijón.
Dicen que no.

A pesar de Malaya y Laporta,
a pesar de Don Fabra, no importa,
nadie clava otro Cristo en la cruz.
No es más rico el que menos precisa
si no el que más atraca la Visa
del soborno, el erario o el club.
Di tururú.

Leer más...

13 oct. 2010

Febril

Cuarenta grados Celsius por bombín,
durmiendo una vez más con la más fea,
en cama de la misma Dulcinea
que anoche me llenaba de carmín.

Respiro densos mares de alperchín
hundiéndome en sudor, y la marea,
me lleva lejos para que no vea
que el mundo va acercándose a su fin.

En fuego ardo, maldito Prometeo,
y se derriten con cada estocada
mis ojos que me dan perro por liebre,

que ven pero sin ver lo que yo veo,
mi carne de cañón incinerada
por lágrimas hervidas por la fiebre.

Leer más...

5 oct. 2010

Vanishing me

Dentelladas que saben a sal
sobre un cielo asmático e insalubre
van clavándose en mi carne débil.

Hierve mi sudor borracho de sol.

Sin la luna, me quedo en nada,
desaparezco a bocados entre calles que brillan
pero que no dan calor;
Ya vendrá la noche a salvarme de mí mismo,
cuando el mundo grite y tiemble
sobre las ruinas de lo que soñó.

Mientras se acerca la hora de la nada
cada vez soy menos yo,
impregnado,
sin futuro,
de demasiados rasgos que no reconozco.

Mándame una carta al ayer,
tal vez pueda responderte como solía,
pero ahora sólo cuento los minutos
que se llevan mis pedazos.

El día me convierte en otro hombre,
y ya estoy demasiado harto
de tener que resistirme.

¿Cuánto queda para la noche?

Leer más...

30 sept. 2010

La voz de la conciencia

No es tan malo seguir el buen camino
ni tan bueno invertir en necedades,
las balas duelen más que las verdades
que escupe a tus espaldas el destino.

Escucha los consejos del vecino
que sabe subsistir sin libertades,
las sangres que lubrican soledades
terminan por llamarle pan al vino.

Encuéntrale el sentido a las mentiras,
no bebas de las aguas de las fuentes
que escriben cuando la tinta no escribe.

Arráncate la piel del pecho a tiras,
encierra al corazón y nunca intentes
vivir tal como vive el que suscribe.

Leer más...

15 sept. 2010

Barbi de esquina

Barbi de esquina,
Chanel y nicotina,
besos de hiel.
En mi recuerdo
cada noche te pierdo
en otra piel.
Dame calor,
tus brazos sin amor,
rompe el espejo
Donde me ví,
contigo aunque sin ti
cuando era viejo.

Bajo mi manta
serás siempre una santa
con devoción,
si de rodillas
descubres las cosquillas
de un corazón.
Cruza tu ombligo,
descubre mi enemigo
y mi aliado
en un infierno
que guarda un beso tierno
que aún no te he dado.

Barbi de esquina y de minifalda,
viudita alegre de un hombre vivo,
por los lunares que hay en tu espalda
caen los sudores de lo que escribo.
Procaz princesa, pubis lampiño,
lengua de fresa, cuerpo del crimen
que siempre viene por mis canciones.
Nunca te olvides que aún soy el niño
que nunca ha vuelto a romper un himen
y se colgaba de tus pezones.


Caigan de bruces
los que enarbolan cruces
contra el deseo.
Dame tus bragas,
mi dedo entra en las llagas
de lo que veo.
Me prendes fuego
si a tu cuerpo me pego
como el barniz.
Cuando despierte
y a un lado pueda verte
seré feliz.

Rompe las leyes,
sigamos siendo reyes
de la baraja.
Nunca es ahora,
Vagina de Pandora,
brazos de paja.
Muñeca rota,
que viste de derrota
con tentación,
Barbi moderna
que guarda en la entrepierna
mi corazón.

Barbi de esquina y de minifalda,
viudita alegre de un hombre vivo,
por los lunares que hay en tu espalda
caen los sudores de lo que escribo.
Procaz princesa, pubis lampiño,
lengua de fresa, cuerpo del crimen
que siempre viene por mis canciones.
Nunca te olvides que aún soy el niño
que nunca ha vuelto a romper un himen
y se colgaba de tus pezones.

Leer más...

14 sept. 2010

Amiga Oscuridad

Eras mi amiga,
cuando me apuñalabas por la espalda
para escribir con mi sangre tus poemas.

Eras mi amiga,
cuando me dejabas ciego
al borde de un abismo de alma impura.

Eras mi amiga
cuando rompías el sol a cañonazos
y vertías a pedradas un silencio
de noche y soledad.

Pero hoy te desnudas en mi cama,
me buscas con labios ensangrentados,
sonriéndome paciente desde la cama.

Eras mi amiga,
pero hoy que me hundo en tus entrañas,
que me pierdo en la maraña de tu pubis,
olvidándome lo que fuimos,
comprendo,
entiendo,
sé...
que sólo eras mi enemiga.

Leer más...

13 sept. 2010

Antes de que cuente tres

Tus días en celo
y mis noches en vilo
bailan un tango con la madrugada.

Llena mi cuerpo de un aire caliente,
cargado de palabras de amor
y colores pastel,
y duérmete desnuda de nuevo,
antes de que cuente tres.

Rómpeme sin llegar a nada,
y deja que la noche compre sombras
en las esquinas más animales,
donde la ciudad comienza a respirar
y a tragarse derrotas.

Las estatuas ecuestres saldrán cabalagando
y antes de que cuente tres
habrás desaparecido a través de mi espejos,
montada en un Babieca nocturno
porque mis sábanas tristes
no cantan en azul.

Cubriré de pétalos los relojes,
a dos y cincuenta y siete de la nada,
y te habrás vestido de noche,
dejándome solo,
antes de que cuente tres.

Leer más...

12 sept. 2010

Mi viaje

Un paso más y me quemo,
un paso atrás y me hielo.
¿Acaso pretendes decirme que he llegado al final del camino?

Creí que me conocías mucho mejor.

Mi viaje acabará conmigo coronando
la estrella más lejana del firmamento
o con mi cuerpo abierto en canal
tirado en la cuneta del olvido.

Leer más...

11 sept. 2010

Smog

Negra niebla de mi blog,
smog
que en mis nubes maniqueas
de ideas
hace todas mis locuras
oscuras.
Y me atrapo en las más duras
negras sombras en que pienso
al hundirme en el más denso
smog de ideas oscuras.

Leer más...

10 sept. 2010

Si no fueras tan...

Si tú no hubieras sido la primera,
si no fueras tan puta y tan honrada,
si no fueras esquiva y codiciada,
habría alguno más que te quisiera.

Si no fueras tan dulce y tan rastrera,
si no pidieras todo sin dar nada,
si no me dieras tanto ya de entrada,
si no fueras tan mala y tan sincera.

Si no brindaras tanto a mi salud
diciendo todo sin decir ni mú,
colgando versos de mi oscuridad.

Si tres no fueran nunca multitud,
si tú no fueras tan como eres tú,
o si no te llamaras soledad.

Leer más...

9 sept. 2010

Caigo

Abro los ojos y pierdo las alas.
No encuentro nadie que rompa mi espejo
y me aparte de esta dulce traición.

Antes de que el humo fuera mi aliado
y los relojes tuvieran una razón de existir,
jamás sudaba naftalina
y las nubes no parecían nunca
las rejas de una prisión,
ni unos mares de sombra.

He soñado con el niño que fui,
cuando la luna me acunaba
en vez de arañarme la espalda,
y lo he visto llorar.

Desperté en la oscuridad, degollado por un grito,
Creía saber volar con mis alas de piedra,
pero sólo caigo.

No encuentro ventanas a las que agarrarme,
y sigo cayendo
entre las lágrimas de un niño traicionado,
hacia el mundo de los cuerdos,
justo donde me prometí
que nunca iría a caer.

Leer más...

8 sept. 2010

Soledades

No intentes esconder tras la cortina
las brasas de este amor tan sin aliento
es hora de impartir al sentimiento
los lunes del después y su doctrina.

Dejé un verso agrietado en cada esquina
del tiempo que duró nuestro lamento,
dejemos que se pierdan en el viento
perfumes de Chanel y nicotina.

Muñecas de cristal y ojos vacíos
cansadas de ver tus noches mojadas
quizás nunca se acuerden de mis sueños.

Mas saben que en la orilla de los ríos,
tus ropas y las mías, abrazadas,
aún cantan soledades por sus dueños.

Leer más...

7 sept. 2010

Cante gitano

Un cajón flamenco y mudo
despertó por la mañana
y cantaba bulerías
mientras baila una gitana,
tan desnuda que la noche
iba abriendo su sotana
al brillar de sus acais
cuando suena en la ventana
un cajón flamenco y mudo
mientras baila una gitana.

Leer más...

6 sept. 2010

De sol a sol

De sol a sol naufraga un verso
una historia descreída
que me habla de tiempos mejores.

Encerradas entre las cortinas
de un rayo de luz sobre el asfalto,
he escondido las letras de tu nombre
para que no vengan a decirme
que te quiero todavía
más que ayer.

porque cuando cae el sol y los gorriones
trinan un réquiem a media voz,
redescubro tu silueta
grabada a fuego en mi colchón,
y me hago un cuerpo extraño con mis manos
que se cansan de escribirte sonetos
de sol a sol.

Porque de sol a sol no tengo sombras
donde esconderme de tus ojos
y en cada nube que veo se enhebra un recuerdo
de las fotografías desconchadas
en las que nos encarcelamos.

Pero llegará el día en que los relojes
se ahorcarán con su propia cuerda
y hasta el más triste de los presos
tendrá derecho a un olvido sin impuestos.

Mientras tanto sólo me queda recordarte
de sol a sol
y hasta que muera.

Leer más...

5 sept. 2010

Arizona Law

Confesaba una ranchera
que a través de los desiertos,
brotan cruces por los muertos
que dejó la primavera.

Al cruzarse la frontera
se acabó el soñar despiertos,
los esclavos de los tuertos
sacan brillo a su bandera.

A los lomos de un coyote,
más basura que persona,
yo también soy un chicano.

Donde más huele a peyote,
tras las vallas de Arizona,
vive el sueño americano.

Leer más...

4 sept. 2010

Si volvieran los poetas

Cántese al ritmo de la enorme "Si volvieran los dragones",
escrita e interpretada por los Maestros Sabina y Páez
en ese pedazo de disco que es "Enemigos íntimos"



Si la luna no pillara mis mentiras
si en la bolsa cotizara el desamor,
si el estúpido cristal con que me miras
se pintara un día de color.

Si supieran regresar las golondrinas
si por una vez jugara de local
si la noche que sorprendo en las esquinas
me invitara a un gramo de Orfidal

Si la muerte no supiera mis excesos,
si vendiera mi alma en vida a Lucifer,
si no hubiera malgastado tantos besos
si los dioses decidieran dejar de joder

Y los baretos en los que me licencié
batalla a batalla,
volvieran a abrir
para enseñarme unas caderas de mujer
de vida canalla.

Si la Verdad dejase oir
su canción desesperada
en la batukada del anochecer
si hubiera un bus al salir
del último tren.

Si dejaran desbancarse los casinos,
si encontrara un miedo al que asustar
si cosiera a puñaladas al destino
el penúltimo bandido de la ciudad
y la mitad
de las piedras del camino
hubieran de pronto aprendido a volar
si bailara un Rock&Roll
Chita con King Kong.

Si bajo el asfalto de la triste ciudad
hubiera una playa hasta el mar azul
y los carpinteros me quisieran dejar
una salida en mi ataúd.

Si volvieran los poetas a llevarse las cenizas
de estos versos que ya agonizan...

Si volvieran los poetas
Errol Flyn, Magín el Mago,
Mona Lisa, Barbarroja,
Elvis Presley, Saramago,
Genghis Khan, la Cicciolina,
Sherlock Holmes, Juana la Loca,
los aztecas, Afrodita,
los Alpino, los Carioca,
Ingmar Bergman, Aladino,
Philip Marlowe, El Dorado,
Camarón, los visigodos,
Sancho Panza, los Machado,
Las muñecas de Famosa,
Supermán, los Inhumanos,
La Regenta, Che Guevara,
Marilyn, los espartanos,
Mortadelo, Sherezade,
Julio César, el cariño,
Rasputín, las greguerías,
los tartesos, Billy el Niño,
Los dragones de Sabina,
Mio Cid, los videos Beta,
Los juglares, Juana de Arco,
Alfred Hitchcock, los profetas...

Si volvieran los poetas...

Leer más...

3 sept. 2010

Malos versos

Respiro por los bordes de la piel,
donde la fiebre juega con las tijeras,
y cada noche me entierra un infierno
de páginas manchadas de versos podridos,
plagados de moscas y lombrices.

Tengo un alma en oferta,
y una ruta guiada por mis entrañas.
Tal vez sea hora de maldecir al imbécil
que bendijo la lluvia de mi corazón.

También he engarzado tres lágrimas de lluvia
en hilo de pescar,
para atrapar a un poema.
Pero las musas cumplen órdenes del juez,
mi cama las denunció por malos tratos.

Cuando al fin encuentro el verso perfecto,
doscientos metros son demasiado lejos,
y mis dedos, que pueden desenroscar la luna del cielo,
no llegan ni a rozar el papel.

Me rodean horizontes de malos versos,
si paso de nuevo a través del espejo
tengo derecho a suicidarme,
antes de que me encuentren mis poesías.

Antes de dejar de imaginar.

Leer más...

2 sept. 2010

Te necesito

Hoy que he mirado hacia abajo
tras el borde del abismo,
y llevo todo el día viendo cómo bailan sobre mi tumba
un par de cuchillas de afeitar,
me he dado cuenta de que sólo tengo
un inventario de puertas cerradas.

No voy a mentirte,
las sombras son altas como molinos de viento,
y creo que nadie me espera al final del capítulo,
allí donde deja de oírse
el aullido que cada noche me desvela.

Vuela hacia mí,
busca nuestros nombres en las cenizas que algún día nos unieron,
acúname con tus alas de ángel,
y dime un "tequiero" tan bajito
que no lo escuchen ni las moscas de mi cuarto.

Vuelve hacia mí.
Hoy más que nunca,
te necesito.

Leer más...

1 sept. 2010

Corazón que no duerme

Me embriagué de salfumán
revestido de neón,
para verme,
arrojándome al volcán
donde guardo un corazón
que no duerme.

Pero que al latir me duele
y echa sal en cada herida
de mi pecho.
Con aullidos de chuquele
a una luna envejecida,
que ha deshecho

las quimeras que bordaba
a una boca sin aliento
que respira
cada beso que me daba
construyendo un sentimiento
que es mentira.

Nada más quedan sus ropas
y mis noches de Orfidal
sin mis días,
rodeadas por las copas
de derrota y de cristal,
tan vacías.

Leer más...

31 ago. 2010

Bienvenidos al tren

Viajeros, pongan todos atención
en breve partirá el próximo tren
no esperen ni un segundo en el andén
que pronto dará inicio la función.

Ocupen su lugar en el vagón
y vean los paisajes de este edén,
bohemios como cuadros de Gauguin.
Disfruten hasta la última estación.

Pues mientras sople el viento desde el sur,
yo puedo aseguraros los paisajes
de versos sin curar y trampantojos.

Ofrezco lo que soy en este tour
pidiendo únicamente por peajes
que no miren tan solo con los ojos.

Leer más...

30 ago. 2010

Volver a ti

Aunque el mundo se conjure contra ti
y contra mí,
y las rosas mustias no sepan de regalos,
siempre tendrás cuna entre mis brazos.

Y aunque la luna no quiera coronar tus noches,
ni en la bruma tibia de tu respiración
mi nombre encuentre sitio,
tendrás siempre un espejo de agua dulce
en el fondo blanquiazul de mis pupilas.

He vestido mis sueños de tu mirada,
y ni el viento más desatado
podrá ya frenar mis alas viejas.

Descuida, que el camino está de mi lado,
y no hay distancia suficiente
que no pueda recorrer desnudo
para volver a ti.

Leer más...

29 ago. 2010

800 almas

Basado en el poema homínimo del
poeta, hermano y amigo
Israel Soriano Llorens
800 almas sin salida,
presas de un grito en una garganta muda,
rompen a llorar en la mañana caprichosa,
mientras la luz me ilumina quedamente.

Tal vez si los recuerdos atravesaran los barrotes
o las alondras se cansaran de anunciar el amanecer,
el sol secaría las 800 lágrimas
que sudan estos muros sin sombra ni calor.

Ayer mis sueños se perdieron entre las fotos,

¿Por qué no pueden volver?

Quizás estarán recorriendo la ciudad
a mil estrellas de distancia de mi celda.

Aquí ya sólo me quedan las sombras
de los brazos que abrazaban mis errores por la noche,
mientras yo sigo pagando mi infierno,
y ya no tengo más que un alma
que no me pertenece,
porque vive acurrucada con la gente de mis fotos.

¿Acaso merezco más penitencia?

¡LIBERTAD!
¿A qué esperas para venirme a buscar?

Leer más...

28 ago. 2010

Fotografía

No sabía que el tiempo ardía
y que quemaba las esquinas de las fotos
que me escupen lo que fui.

Sombras del pasado que no cierran heridas
ni abren los bares
en los que me emborracho de neón
y pierdo la cartera y los olvidos.

No hay lugar donde esconderme de sus ojos,
pinté mis huellas con sangre de Abel en el anverso,
y ella lo sabe bien.
Quizás venga una mentira a quemarla
con sus saetas ardientes.

No me queda más remedio
que huir del fuego
y seguir evitando
mirar lo que intento no ver.

No reniego de mis pisadas,
pero el camino sól existe hacia delante.

Atrás están las sombras,
las mentiras,
las tristezas,
los recuerdos,
las lágrimas,
los relojes,
la niñez,
y las fotos.

Sobre todo las fotografías.

Leer más...

27 ago. 2010

Cuando me hablan del casino

Cántese con la música y el ritmo de
"Cuando me hablan del destino", del maestro Joaquín Sabina.


Yo era el puto rey de picas
No perdía ni una mano
no faltaban ni las chicas
ni los lujos ni el acohol.
Hasta que eché todo el resto
en aquel tugurio enano,
me aposté incluso lo puesto
hasta mi coche americano
aquel pinche dios pagano
sé que andaba de farol.

Pero la fortuna zorra
a las puertas de su cama
me ganaba con la gorra
sin dejarme protestar.
Cayó un as, volcó mi dama,
por andarme de payaso
como tantas otras veces
me ahogué dentro de mi vaso,
devorado por los peces
que venían de ultramar.

Y no hallé a la camarera
que me dijo: "Vuelva pronto,
que le invito a lo que quiera
menos a mi habitación.",
sin mi toque y sin un trago
me quedó cara de tonto
yo ya no era más el mago
que aplaudían los espejos
y sacaba dos conejos
de debajo del botón.

Vendí mi última baraja,
la de los reyes marcados,
por dos besos desolados
sin caricias ni pasión.
¿Quién diría que la maja
del pintor juega strip-poker?
Si la Suerte saca un Joker
no me enfado, me "ensabino".
Cuando me hablan del casino
cambio de conversación.

Las damas de corazones
ya no me tiran sus besos,
ni persigo en mis canciones
medio gramo de Orfidal.
A las puertas de la Muerte
perdí todos mis excesos,
e hice un trato con la Suerte:
Ya no apuesto mis ingresos
en torneos grises de esos
en que juego de local.

Me perdí a la lotería,
para qué ponerme pegas
ahora duermo cada día
bajo el sol de "La Pietà".
Le pedí a la policía
que me echara de Las Vegas,
se acabó el perder las ciegas
y aunque sigo con mi empeño
aun hay noches en que sueño
que resubo con As-K.

Leer más...

26 ago. 2010

Triste laberinto (soneto canalla nº2)

papeles remojados del llover
de lodos, alperchín y vino tinto
son muros de este triste laberinto
en donde guardo lunas de alquiler

que mueran enseñándome a beber
las noches a las que quité el precinto
queriendo ser de nuevo alguien distinto
perdido entre Sabina y Baudelaire.

De día, al despertarme con sentido,
jamás pude colgarme de una nube
ni hallarle la salida a mi ataúd.

Por eso, cuando el sol se va a su nido,
me cargo de los sueños que no tuve
y vuelvo a emborracharme a mi salud.

Leer más...

25 ago. 2010

Tan solo

Escúchame si me disuelvo entre el silencio,
tan sólo necesito un vientre sobre el que derrumbarme
para volver a ser el mismo,
El mismo arlequín que esculpía
las flores que nadie abandonaba ante mi puerta,
cantándole a una lluvia
que no terminaba de calar
el cementerio donde vivo.

Que se mezcan tan solo los cipreses,
alargados para taparme la luna
y las estrellas,
que gritan y apuñalan
sin pedirme perdón.

Tan solo necesito un objetivo,
un salto mortal que me permita
poder colgarme de una nube
y abandonar el reloj de sol añejo
que me persigue entre las tumbas.

Tan solo quiero un hombre vivo,
un hombro amigo que consiga
que deje de sentirme
tan solo.

Leer más...

24 ago. 2010

Pasado

Las saetas de mi reloj
no saben nadar contracorriente.
Tal vez sea que envejezco
más rápido de lo que crecí,
montado en veinte aviones de papel
recordando marcha atrás.

Aprendí a jugar, como aprenden todos,
luchando contra molinos sin viento ni alma,
abordando los barcos de la lluvia
que empapaba los rosales,
y soñando que marcaba el dos a uno
en el minuto noventa y tres.

Y me olvidé de jugar, como olvidan todos,
perdiendo la espada,
quemando las naves,
atajando mis propios disparos,
y dejando que el tiempo cubriera de arena
las esquina de mis sueños más valientes.

Sigo despertándome entre los pechos de la noche,
eso es cierto,
e incluso algunas veces tengo hambre,
y vuelvo a sentirme niño de nuevo.

Sólo que esta vez es de mentira,
y nadie queda para jugar conmigo.

Leer más...

23 ago. 2010

Soneto de presidio

Los muros son infiernos verticales
que escriben cuentos de sangre y dolor,
historias donde pierden el valor
la carne y los instintos veniales.

Aquí nadie se fija en los rosales
que ríen para estar por siempre en flor
y roban al ocaso su color,
cansados de vestirse de retales.

No hay flores entre las paredes viejas
de ingrávidos ladrillos tenebrosos
por donde se derraman soledades.

Jamás pegará el sol sobre las rejas,
que apuntan a los cielos milagrosos
que huelen a piedad y a libertades.

Leer más...

22 ago. 2010

Al toro bravo

Dos lágrimas en la plaza sangrienta
repiten tu alegato de inocente
¿Quién puso tu alma en venta?
¿Quién forja aquella espada anti-valiente?
Aplaude, mala gente.
Mas no bajes la frente,
que el viento no perdona tu condena
y pide las orejas y hasta el rabo
vendiendo su sadismo por la arena,
Resiste toro bravo,
y burla la maldad del burladero,
dejando de sentirte, toro fiero,
el juego de un salvaje dios cobarde
que goza cada tarde
bañándose en el trágico aguacero
de tu sangre cayendo por el lomo
¿Quién quiere ver tu muerte?
¿Quién quiere ver tu muerte? Ecce Homo
que arranca tus gemidos de dolor,
el hombre que firmó tu mala suerte
con su ímpetu cruel de matador.
Y estalla en gran clamor
la turba despiadada e indecente
que viene a ver morir a un animal
creyendo gladiador
a un simple y repugnante criminal
que cobra por matar tan atrozmente
a un ser miles de veces más humano
que el que te apuñaló, espada en mano,
por el simple solaz
de todo ese gentío despiadado
que quiere verte, toro, derrotado,
y así sentirse al fin fuertes y en paz
con la simiente oscura de sus almas
que ríe y que da palmas
al ver como se extingue tu bravura
quedándote sin sangre y sin frescura.
Mas antes de partir
embiste tus cadenas del esclavo
y deja que te vuelva a repetir
¡Resiste, toro bravo!

Leer más...

21 ago. 2010

Vueltas al sol

Voy a hacerle un butrón a la mañana
Y que la luna salga por donde quiera
que esta noche me colaré por tu ventana
y en tu cama follaremos como fieras.

Y que nos dé vueltas el sol
como un mosquito despista'o,
naufragando en tu sudor
mientras navego yo a tu la'o.
Dando los dos vueltas al sol
como un planeta equivoca'o,
naufragando en mi sudor
mientras navegas a mi la'o.

Y si entran las estrellas a tu cuarto
por la ventana que me has dejado abierta,
treparé por el humo de un cigarro
cargadito de alcanfor y malas hierbas,

para echarlas a pedradas de tu nido
y cantarte mil canciones de la tuna
mientras duermes, dulcemente y al oído
despertándote camino de la luna.

Y que nos dé vueltas el sol
como un mosquito despista'o,
naufragando en tu sudor
mientras navego yo a tu la'o.
Dando los dos vueltas al sol
como un planeta equivoca'o,
naufragando en mi sudor
mientras navegas a mi la'o.

Y la luna dice que no quiere verme.
Ya no aguanta ni una más de mis mentiras,
y a pesar de eso cada noche vuelve
a dormir apoyada en mis rodillas.

Sálvame de sus cuentos mal contados
de poetas de sonetos sin color,
que esta noche por el cielo de tu cuarto
sólo hay sitio suficiente pá los dos.

Y que nos dé vueltas el sol...

Leer más...

20 ago. 2010

¿Dónde vas?

¿Dónde vas?
Un escalón más hacia abajo
tal vez signifique herir de muerte al sol.
¿Y qué harás cuando se apague la luz
del final del túnel?
Nunca has sabido correr en la oscuridad.

Aunque la sangre descienda por la escalera
y una luna sinpapeles guarde cama en el subsótano,
sabes que los sueños no se esconden entre sombras
por más que las sombras
se escondan entre tus sueños.

¿Dónde vas?
No te quedan más que huellas
y el recuerdo entretejido de un crisantemo sobre tu tumba,
pero sigues persiguiéndote,
con un mar de imposibles en el pecho.

¿Dónde vas, enemigo?
Sabes que no se puede atrapar al dragón,
y menos con las manos vacías.

Leer más...

19 ago. 2010

La noche a la que amo

La noche es un edificio de mil pisos
y en el segundo una pareja discute.

La noche se desploma en las trincheras
de un cuerpo que no da calor,
que respira por hacer ruido,
y que sueña con sombras demasiado grandes
para caber en un verso.

Noche de azabache,
borracha de relojes que nunca han aprendido
a decir que no,
aún te guardo un sitio sobre mi cama.

Tal vez me equivoque
al apostar mis luces a doble o nada,
pero nadie me dijo que tu silencio
podía ser algo más que un arma que blandir.

Recorto del humo tu nombre
para vestirme de tus negruras,
Sal de mis folios y abrázame de nuevo,
tan desnuda como yo,
para darme las alas que merezco,
aunque las horas que me queden
no sean más que un vademécum
de papeles en blanco.

La noche que me gusta
es oscura y surrealista,
difícil de explicar.

La noche a la que amo
es alérgica a mis versos
y no deja que la bese.

Ésa es mi noche.

La noche de noche.

Leer más...

18 ago. 2010

Tercetos al raso

Si la niebla destroza cada esquina
y no hallo callejones que me abriguen
la noche me hará polvo de ladrillo
sobre un papel ardiendo en nicotina
que no quema mis sueños, que persiguen
colores lilas rojos y amarillos.

Mejor desaparezco en los andenes
y así ya no me encuentran mis canciones
durmiendo en un rincón de mi mentira.
Yo que iba para rey, aquí me tienes,
tirado en un invierno de cartones,
prendiendo con alcohol mi última pira.

Si la lluvia remoja las aceras
y me echan de los clásicos portales,
me hará desesperar la madrugada.
¿Quién me robó mis tristes primaveras,
mis versos, mi calor, mis iniciales,
todo eso que yo fui antes que nada?

¿Qué voy a hacerle yo si ayer fui el mago
que se sacaba trols de la chistera
tan dóciles como un perrito bueno?
Y hoy sólo voy buscando en cada trago
un beso de la parca traicionera
que sepa a whisky añejo y a veneno?

Leer más...

16 ago. 2010

Mentiras en las que creer

Si me emborracho con la lluvia,
si me pierdo en las esquinas
y la luna me deja de gustar,
rompe a pedradas mi jaula
y enséñame lo que fui.

Si me atrapan los relojes
y empiezo a creer en el amor eterno,
o me prendo flores de barro en las solapas
que huelan a alcanfor y a mala sombra,
cuéntame al oído un verso
que haga estremecerse a los cipreses.

Porque no quiero fichar a mediodía
ni estrellarme en el cristal de una pecera
si allí fuera el viento ruge
y cuenta mentiras en las que creer.

Leer más...

15 ago. 2010

Firmado

Dos gotas de sangre en la carretera,
dos besos de carmín y despedida,
yo no quiero curarme cada herida
sin sal y sin alcohol de la nevera.

No quiero dios ni patria ni bandera,
no quiero hacer esquemas de la vida,
ni dar una pelota por perdida,
ni ver los toros desde la barrera.

No quiero más paciencias ni seguros
ni lunes de alquiler todos los meses,
ni horarios ni almanaques de escribir.

No quiero huir de los sitios oscuros,
ni números por ciento de intereses.
Yo no quiero morirme sin vivir.

Leer más...

14 ago. 2010

Muerto en vida

Se evaporan las negruras
de otra noche muerto en vida
al lamerme cada herida
entre sábanas oscuras.
Interpreto partituras
de otro Réquiem que no suena
aceptando mi condena
de dormir solo conmigo,
derrotándome al abrigo
de un dolor que pincha en vena.

Y encuaderno soledades
en un bloc de folios rotos
descubriéndome en las fotos
dividido en dos mitades,
una miente mis verdades
sonriendo con los ojos
y otra busca en los despojos
de los versos que aún no he escrito
una puerta al infinito
escondida entre rastrojos.

Leer más...

13 ago. 2010

Don Manuel Panza de Buda

Embutido en su sillón,
Don Manuel Panza de Buda
se amortaja con su dosis
de frugal telebasura.
Sus manos siguen vacías
de ilusiones y de luchas,
y aunque el mundo grite y tiemble
él no cambia su postura.
Ya no escucha aquellos golpes
de violenta goma dura
sobre el cuerpo casi impúber
de la infiel contracultura.
Don Manolo Conformista
en su casa sólo escucha
un aullido miserable
de maricas y de putas.
Mientras la calle se inunde
de una sangre que no es suya
y sean otros los que mueran,
Manolón no tiene dudas.
Se conforma en la injusticia,
no le importa la censura,
cada cuatro años vota
a una nueva dictadura.

Leer más...

12 ago. 2010

Ya lo dijo Paul...

La copa al fin es roja y amarilla,
se muere el catenaccio de congoja
y el fútbol en Cibeles se remoja
con quien sabe jugar de maravilla.

¡Olé el genio jugón de Fuentealbilla!
y el resto de Cristianos de la Roja
que juegan tiki-taka a pata coja
y dan pases de Camas hasta Tuilla.

Se trata de querer el Jabulani
teniendo atrás un ángel mostoleño
que besa reporteras de revista.

Por la zamarra de recuerdo a Dani,
por fin nos merecemos este sueño
de la linda quimera mundialista.

Leer más...

14 jul. 2010

La última pluma

He dejado caer la última pluma de mis alas
en el hueco que dejan los coches tras la lluvia,
para que no se moje,
pero que no me quiera,
pero que no me olvide.

Tal vez venga un jilguero y se la lleve.

tras el vaho de los cristales,
la tarde caerá sobre mi pluma
tan triste de tinta reseca
que ni ama ni escribe.

Atrás queda un verso inacabado,
una historia solamente escrita a medias
y un borrón en medio folio en blanco
con la extraña forma
de un as de picas.

Pero mis manos vacías
ya no encuentran la forma del nido
que ya una vez acogió palomas
que escapaban de la noche.

La soledad de la ciudad
tinta cada borde de mi espejo
con el azul más oscuro que conciben
los ángeles a los que robé las alas.

Mi última pluma tiembla bajo la lluvia
y la noche viene a devorarme.
Cierro los ojos.
Y que no me vea,
y que no me quiera,
y que no me salve.

Leer más...

29 jun. 2010

Murió la luna menguante (Ovillejo)

Sin mi luz de alma cañí
Me vi,
desperté en un campo yerto
tan muerto,
muerto por ver a mi estrella
sin ella.
perdí la cosa más bella
por quererla demasiado
cuando se fue de mi lado
Me vi tan muerto sin ella.

Que de tanto amarla yo
Murió,
Y la amé más que a ninguna,
la luna,
Sólo me queda este cante
menguante.
Enterraron a mi amante
a los pies de la alborada,
pues de tanto ser amada
murió la luna menguante.

Leer más...

28 jun. 2010

Por la boca muere el pez (Soneto Canalla nº1)

De noche, por la boca muere el pez
de hielo que naufraga en mi cubata,
y escuece el arañazo que una gata
dejó sobre mi espalda aquella vez.

Se trata de escapar de la estrechez
y entrar en la cantina más barata
buscando en caderas de mulata
remedios contra el tedio y la vejez.

No compro los orgasmos a la luna,
y me veo como un lirio entre los cardos
cocidos de aliñar la sopa boba.

De noche, cuando el sol se va a su cuna
yo salgo al revés de los gatos pardos,
mezclando entre Sabina y Casanova.

Leer más...

23 jun. 2010

Fugitivo de la noche (Guarojs)

Guaroj: estrofa de 10 versos octosílabos, con rima asonante en los pares, que tiene una repetición obligatoria de los versos 1º y 4º, como 9º y 10º respectivamente.


Fugitivo de la noche
que calcina las banderas
de mis lunas desastradas,
me desplomo en las aceras.
No hay sudor que me acompañe
mientras me hundo bajo tierra
y me acuesto en un olvido
de alperchín y malas hierbas.
Fugitivo de la noche,
me desplomo en las aceras.

Voy a unirme al horizonte
cuando caigan las estrellas,
espantadas del silencio
de mis horas mediomuertas.
Si lloro y echo raíces
que me queme el sol la lengua
y me aplaste bajo un lunes
con el peso de mis venas.
Voy a unirme al horizonte
de mis horas mediomuertas.

Leer más...

21 jun. 2010

Bariloche

Las flores que vistió la primavera
de un mayo que moría en Bariloche
embisten con los cuernos de la noche
contra el blanco arlequín de su bandera.

Esputos carmesís en la remera,
Abel contra Caín como gran broche,
los Nadies se hacen eco del reproche,
de la sangre infantil sobre la acera.

Qué mal ejemplo, balas contra piedras,
qué furia imbécil, piedras contra balas,
haciendo a la Justicia un mal esguince.

Se manchan del veneno de las hiedras
las blancas plumas tristes de las alas
del niño que jamás pasó de quince.

Leer más...

Nihilismo

No queda nada bien en el currículo
haber vivido sólo de los sueños
que no apruebes el rango de los dueños
y que nunca te creas ni un versículo

Según lo predispuesto en cada artículo
de la ley de los grandes y pequeños,
te callas y obedeces sus diseños.
Luchar contra el sistema es lo ridículo.

No tientes la piedad del Gran Hermano,
todo esto ya era así cuando llegaste
no pienses que aún existe otro camino.

No salgas del sendero veterano,
te ofreces al olvido y al desgaste,
más fácil es vivir como el vecino.

Leer más...

20 jun. 2010

La sombra de un recuerdo

Tengo una luna nueva en cada esquina
para olvidarme de los besos que me debes,
y una lápida desgastada en forma de corazón.

Pero la noche en mi cuarto es un coro de espejos
que me devuelven al vacío de mi espalda,
y un rosario de espinas que llevan tu nombre
y no me dejan soñar
ni lamer mis heridas.

Ayer un ángel se ahorcó en mi hombro,
dos demonios huérfanos le lloran.

Sigo sospechando de la sombra de un recuerdo.

Leer más...

14 jun. 2010

Soy lo que soy

Soy lo que soy, y la verdad me reclama,
Otro Caín sin estirpe ni nido,
Roto arlequín de un imperio podrido,
Istmo de sueños del mar y la cama.

Ahora mi sangre en alcohol se derrama,
No sé más que del dolor del olvido
O del amor nunca correspondido,
Lloro enganchado al calor de una dama.

Litros de alcohol endurecen mi pena,
Oro a algún dios que me dé una salida,
Rompo mi espejo e incendio mi nave.

Este bufón de castillos de arena,
Nunca se muestra conforme a su vida,
Soy lo que soy y la verdad no lo sabe.

Leer más...

Cosas que nunca nos dijimos

"Mira qué luna más bella", "mi diosa",
"Sigue", "Perdóname", "Me he enamorado",
"Siempre seré tuyo", "Vuelve a mi lado",
"No es por ti", "Bésame", "Estás tan preciosa..."

"Te voy a dar mi canción más hermosa",
"No hables", "lo siento", "Te espero sentado",
"Nunca me olvides", "Al fin te he encontrado",
"No pares", "He de decirte una cosa",

"No es lo que crees", "Adiós", "Llámame luego",
"Te odio", "Desnúdate", "Éste es mi hermano",
"Ponte tú encima", "Sin ti yo me muero".

"Te lo dedico", "He estado tan ciego",
"¿Dónde pasamos el mes de verano?",
"¿Sabes?, te quiero", "Te quiero", "Te quiero".

Leer más...

10 may. 2010

Morituri

De nuevo me encontró la nochemala
pintando mis poemas negro luto,
perdí yo veintiún gramos, peso bruto,
con el sonido infame de una bala.

Y tras vencer las sombras de la sala
se hundió en un sueño azul mi cuerpo enjuto,
y estuve siete horas y un minuto
colgando cisnes muertos por un ala.

Cubrió mi cuerpo una amplia telaraña
tapando incluso el miedo tan rastrero
del dedo que temblaba en el gatillo.

La Parca afiló dientes y guadaña,
y mi alma se escondió en el agujero
del vil metal ardiendo de un casquillo.

Leer más...

6 may. 2010

Escribo triste

Escribo triste.
Aunque tenga una sonrisa entre mis labios,
Escribo triste.
Aunque chafe arcoiris y la luna me guiñe un ojo,
Escribo triste.

Oscuridad simiente,
flor de papel...

Me gusta lo que escribo.
No es perfecto,
no tiene por qué serlo.
Es oscuro,
Tal vez tenga por qué serlo.

La luna enhebra noches carmesís,
y los folios en blanco se abrazan a las sombras.
Sueño desvelar la belleza de la oscuridad
que hay bajo las sábanas.

Escribo triste.
He tintado los espejos de negro y azul,
parecen tristes.
Los ángeles resucitan y se hacen cruces. No entienden.
Escribo bonito.
Pero triste.

Leer más...

4 may. 2010

Agotado

Gota y media para hundirme,
El sol se esconde,
me quedo solo,
y ni las sombras más oscuras
se tumban palmarriba.

Truena una voz estereofónica,
de horizonte a horizonte,
y nadie sabe si fue un dios,
un hombre o un diablo.
Tal vez los tres.
Tal vez nadie.
Tal vez yo.

Una gota para hundirme.
El cielo se deshace en perlas blancas
que buscan mis labios sin acertar,
aros salvajes de agua estancada
buscan mi pecho sin acertar.

Las olas tiemblan, rugen y se agitan,
todavía no me ahogo.
Mientras haya sol habrá deseo.
Mientras haya vida habrá hambre.
Mientras haya agua habrá miedo.

Media gota para hundirme,
el sol se escondió,
quedé solo.
Nadie me abraza mientras caigo.
¿Dónde estás?

Leer más...

2 may. 2010

En picado

Espadas fantasmales se clavan en mi pecho,
llevadas por manos que huelen a alquitrán
y profanan cementerios de arlequines.

Camino por mi senda desastrada.
Mil tréboles negros retroceden.

Anoche el mundo era un desierto,
la luna, una mentira.

Lucha sin piedad,
Dios contra humano,
sin salida.
¿Quién gana?
Nadie.

Leer más...

1 may. 2010

Ciudadario

Valencia es un putón que se engalana
ansiosa del poder tan madrileño,
en Ámsterdam perdí mi último sueño,
soñé una Nueva York americana.

Mis musas fuman puros por La Habana,
rimando por Granada con empeño,
En México me siento tan pequeño,
prefiero Buenos Aires, que me gana.

París tiene una luz por cada afrenta,
si Praga es un diamante en mi corona,
Lisboa, el libro abierto entre la selva.

Atenas llama, Las Vegas me tienta,
si me perdéis el rastro en Barcelona,
buscadme en Casablanca, aunque no vuelva.

Leer más...

Un aviso en la puerta

El mensajero me dejó un aviso en la puerta.
Ayer por la tarde,
a las cuatro y cuarto de la tarde,
la luna me mandó un ramo de rosas
y mi casa la habitaban sombras.

Yo estaba dando vueltas a un reloj.
desdiciendo al viento y a las hojas
de los últimos árboles frutales,
mordiendo el color rojo de los trenes...

La luna dejó dos luces en mi balcón,
ayer por la noche,
a las cuatro y cuarto de la noche,
una estrella se apagó
mientras yo tiritaba en la ventana.

Nace el día, rompo espejos y sigo muerto.
Suena el timbre y no consigo levantarme.
Doce rosas se marchitan en Correos.

Leer más...

25 abr. 2010

Sonetillo del dolor de escribir

Una historia descarnada
late bajo mis costillas,
entre fotos amarillas
y una lágrima manchada

por la luz desangelada
que ilumina mis cuartillas,
donde reza de rodillas
una musa con espada.

Cuando sangra el aire estanco
de la cárcel donde escribo
voy cerrando la salida.

Frente a páginas en blanco,
mientras siga estando vivo,
nazco a verso por herida.

Leer más...

22 abr. 2010

La quijada de Caín

Huyendo de la luz del firmamento
la sangre se desmaya de su mano,
y riega crisantemos por su hermano
que brotan desde el alma del cemento.

Su senda es una espina de sarmiento,
su cruz, la maldición de ser humano,
espeta un grito al monstruo soberano
y sus palabras mueren contra el viento.

la huella del dolor de la quijada
quedó sellada sobre el cuerpo herido
con una marca azul en el pellejo.

Solloza discutiendo con la nada
-"¡No quise! ¡No me viste! ¡Yo no he sido!"
-"¡CAÍN!"
                  -"¿Quién es Caín?" -gritó mi espejo.

Leer más...

L'honorable president

L'honorable president
de la terra valenciana,
sota l'ombra de Zaplana
aprengué el truc de l'invent
per omplir-se veloçment
la butxaca del costat
dels seus tratges de prestat,
i portar-se comisió
fins per l'adjudicació
de taronges del mercat.

I els nans segueixen creixent
al circ que el PP montà
i a Na Rita Barberà
el que fèu li estant desfent
gràcies a tota eixa gent
que governa el Tribunal
cridat Constitucional,
per més que ho prengau bajoca
açí no res s'enderroca,
¡Resisteix el Cabanyal!

I el votant que no desperta
som València, açí les dretes,
barra lliure en malifetes
amb llei del suborn-oferta,
¡Catarroja descoberta!
D'aquests no ens salva ni dèu,
Rita, ¿El Papa sap lo teu?
Don Francesc, ¿Saps de justícia
¿O no més saps d'avarícia,
de mentir i alçar la veu?

Leer más...

10 abr. 2010

Cuatro lirios

Se duermen sobre mi cama
cuatro lirios soñolientos,
son uno por cada esquina
y dos por cada silencio.
De las mantas que los cubren,
en jirones harapientos
voy a hacerme una bandera
que agitar desnudo al viento.
Y si la noche da coces,
o si el día nace enfermo,
viajaré con mi bandera
hasta el fondo de mis sueños,
donde abrace las estrellas
y la ausencia sea un perro
que no muerda aunque me ladre,
yo ya sólo oigo mi pecho
subido en un campanario,
repicando por un muerto
que hasta ayer estuvo vivo
y del que hoy quedan los huesos.

Se duermen sobre mi cama
cuatro lirios soñolientos
desnudando las mentiras
que vestí de mis recuerdos.
y en la franca comisura,
en la curva de tus besos,
sólo quedan despedidas
disfrazadas de ”hasta luego”,
que queman y hacen herida,
que encostran la piel a fuego,
que duelen como me duele
recordar cuando era viejo.
Cuatro lirios se marchitan
junto a dos frágiles cuerpos
aplastados bajo un lunes
con sabor a cementerio.
Hoy mis venas no descansan,
esta noche estoy despierto
porque duermen en mi cama
cuatro lirios soñolientos.

Leer más...

9 abr. 2010

Tigre

Tigre de las cavernas oscuras,
que estás enterrado entre eslabones de cadena,
¡Levántate y ruge!

Enarbola tu grito de guerra
en tus garras vacías de flores.
¡Levántate y ruge!

Tigre mil veces tigre
¡Levántate y ruge!

Leer más...

5 abr. 2010

Hoy que soy mucho más joven

Hoy que soy mucho más joven
y en azul he renacido
ya por fin me he permitido
el soñar sin que me roben
esos sueños aunque engloben
sólo besos sin peaje,
resurgir del oleaje,
sonreír, sentirme vivo,
y a la sombra de un olivo
descansar del largo viaje.

Tiburones, dios me guarde,
de volver a ser su aliño
hoy que soy mucho más niño
de lo que fui ayer tarde,
cuando era un dios cobarde
encerrado en su sollozo.
Ya he salido de aquel pozo,
sin que mi sueño peligre
hoy por fin he vuelto al tigre,
mundo, aparta o te destrozo.

Leer más...

1 abr. 2010

Cuando era más viejo

Cuando era más viejo, más inocente,
pude nadar en un vaso infestado
de tiburones sin mar ni pasado
dando mordiscos a contra corriente.

Sueños ajenos poblaban mi mente,
y un hambre negra me había cegado.
Cuando era más viejo, igual demasiado,
hice a los ángeles ser mala gente.

Cuando era más viejo, ayer por la tarde,
nubes de lágrimas eran mi lecho,
y un niño triste gritaba en mi espejo.

El mundo era una pecera cobarde
en la que ahogaba el calor de mi pecho.
Eso pasaba cuando era más viejo.

Leer más...

13 mar. 2010

Alperchín

Tengo
un charco de alperchín en la mirada,
dos lágrimas que están desorientadas,
y una musa de color
combatiendo el alcanfor
de mis palabras.

Sigo
latiendo como el día en que viniste,
con tu carita de muñeca triste,
a ponerme del revés
y ahora que ya no me ves,
mi dios no existe.

Pero ya me he dado cuenta
de que no soy un poeta
que pueda cantar canciones de la tuna,
soy un vago sin estrella
agarrado a una botella
que se va buscando en todas y en ninguna,
un chupito de carmín,
con aroma de alperchín,
tan amargo como el hueso de una oliva.
Ahora sé que no nací
para ser pobre e infeliz,
sino para defenderme panza arriba,
de los besos de una boca sin saliva,
y seguir de flor en flor mientras yo viva...

Lejos
de tus alas canallas ya no vuelo,
soy un dios con los dos pies en el suelo,
tan privado de su edén,
me perdí el último tren
hacia mi cielo.

Por los
butrones que horadaban los papeles
se ve la habitación de los hoteles
en los que yo te entregué
unas alas y un porqué
para que vueles,

Sobre
las manchas que calaban los colchones,
que huelen a alperchín y a corazones
entregados a sudar
donde te oí temblar
por mis canciones.

Pero ya me he dado cuenta
de que no me quedan letras
que consigan describir ni tu cadera,
al fin hice la maleta,
ya no puedo dar la vuelta,
mejor lejos y llorando que a tu vera.
Y aunque no sea feliz,
ni contigo ni sin ti,
mejor voy con un adiós que tus abrazos.
He entendido ya por fin
que borracho de alperchín,
no me duele recordar tu piel a plazos.
Soy un pobre corazón hecho pedazos
que aprendió sólo a partir de batacazos.

Lleno
de sangre y de mordiscos la almohada,
la luna me asestó otra puñalada,
cada herida un día sin ti,
tu nombre es la cicatriz,
que hay en mi espalda.

Rajan
mi piel filos de plata toledana
que rompen el cristal de la ventana,
me desangro en alperchín,
otra vez sólo a dormir
Y hasta mañana.

Pero ya me he dado cuenta...

Leer más...

1 mar. 2010

Mi "Brother" Charly

a mi queridísimo Carlos, que no me toca nada, pero es mi hermano.


Mi "brother" Charly tiene un máster por triplicado
En temas de compañerismo y de amistad,
Y un corazón que anda partido por la mitad
De tan enorme que su pecho no lo ha abarcado.

Y siempre tiene una sonrisa de lado a lado
Capaz de alzar del suelo un muerto, y la verdad,
Mi "brother" es un monumento a la lealtad,
Que ya no sé las veces que me ha resucitado.

Mi "brother" tiene una respuesta a cualquier problema,
Y cuando no tienes un gancho al que aferrarte
Resulta que al mirar al lado, tienes su mano.

Que yo a mi "brother" ya le debo más de un poema,
Mi corazón, mis dos riñones y mi alma aparte,
Que tal vez no tendrá mi sangre, pero es mi hermano.

Leer más...

24 feb. 2010

Son míos

La luna que te di por año nuevo,
La sangre de mis venas, los sollozos,
Monedas que arrojé a todos los pozos,
Ansioso de un calor que ya no pruebo.

Los credos y oraciones que aún te elevo,
Mi vida gris, mis lágrimas, mis gozos,
Los besos, las caricias, los esbozos
De aquel poema blanco que te debo.

El tiempo que perdí en tanto quererte,
Los lunes que nacían entre espasmos,
Los juegos en la casa de los líos,

Las formas de burlar la mala suerte,
Tus risas, mis recuerdos, tus orgasmos,
Devuélvemelos todos, que son míos.

Leer más...

20 feb. 2010

No me traigas nubes

Bajé la luna del cielo
Sólo para ti,
Me respondió un disparo,
Y ni las estrellas más oscuras
Me guardaron un minuto de silencio.

Desgarra mis venas macabras
Y desaloja a dentelladas mi corazón
Pero no me traigas más nubes de tabaco
Que me tapen el sol que una vez soñé.

Ya he hundido mis pies en el barro,
Voy muriendo a paso por puñalada,
Y si caigo reviento.
Mi pecho es un trampantojo de heridas,
Un extraño vademécum de cicatrices
Infestadas de espinas de clavel.

Rompe todas las esquinas de mi casa,
Abandóname en el cierzo
Y deja que me diluya en arenisca,
Pero no agrandes las nubes que me roban
Las luces con las que me hiciste soñar.

No tengo nada más que darte,
Me queda una mentira de cazalla,
Y un lecho de cartones remojados
Para poder arropar mis noches tristes.

Mátame si piensas que es preciso
Que ya no me basta con el alba,
Pero no busques las nubes que me arranquen
El sol tan brillante de mis sueños.

Porque tal vez no soporte
Una noche aún más larga.

Leer más...

16 feb. 2010

Sueño en Luna Creciente

He robado un sueño de luna llena
para dejarlo con un beso
a dos centímetros bajo tu vientre.

Soñé para él un canto de jilgueros
en un cielo de luces y de nanas,
y te regalé un corazón de madreselvas
que late más que el mío,

Más dulce y más valiente,
más tierno y con más ansias,
para que puedas saltar hacia mis brazos
y hundirte en mis noches de poemas.

Resbala hacia mí
si llueve en los balcones de tu calle,
si el mundo canta un himno que no entiendes,
o el mar conjura olas de fraude y guerra.

Que siempre tendrás sitio en mis caricias,
y un suave corazón que te acompaña
tan parte de tu cuerpo de luna creciente,
de luna llena...
tan parte de tu cuerpo como del mío.

Leer más...