29 nov. 2011

Sería tan fácil

Sería tan fácil
asomarme a la ventana
y abrir las alas y encontrar un cielo nuevo
tras esta mentira de algodón blanco y sin vida.

Tan fácil como dar un paso adelante,
como alejarse lentamente
de puntillas sobre el tiempo,
y empotrarse sin auroras
en el alma incandescente de un reloj
que late,
o que lo intenta
sin conseguirlo.

Sería tan fácil
empezar de cero

Sería fácil,
y no existe musa ninguna, eterna y despistada,
que apueste un solo kópek por lo contrario.

Sería tan fácil
como reducir a cero
ese infierno de "por qués" que no claudica.

Tan fácil como latir,
como respirar,
como cerrar los ojos.

Sería tan fácil y sin embargo
no me atrevo ni a intentarlo
por miedo a fracasar.

Leer más...

27 nov. 2011

Un adiós azul

Afilo las esquinas del carné
huyendo de la ausencia y del regreso,
y el pálido alcanfor de cada beso
da vueltas y se ahoga en mi café.

Y preso de la herida de un porqué
y el triste adiós azul que dejo impreso,
con este rechinar de hierro y hueso
auspicio mala sangre a mala fe.

Tal vez más fácil sea no olvidar,
vestirse cada noche con el mismo
esmoquin de gastada piel desnuda

y no huir de estas ganas de llorar
dejando atrás el frágil espejismo
de un alma que blasfema y pide ayuda.

Leer más...

23 nov. 2011

Inventariario

Este esmóquin desgastado,
estas ganas de llorar,
estas rimas sin curar,
esta espina de pecado,
este rock desafinado,
esta vil clave de jazz,
este verso a medio gas,
este Mario Benedetti,
este córner del Atleti,
este menos, este más.

este metro sin vagones,
este andén de la estación,
este pobre corazón,
este libro de oraciones,
esta copia de mis clones,
este traje de arlequín,
este aroma de alperchín,
esta deuda en el estanco,
estas páginas en blanco,
este checkpoint, este fin.

Este espejo de espejismos,
este intento de tragedia,
este link de wikipedia,
esta vuelta a los sofismos,
estos tercos eufemismos,
este haiku, este guaroj,
esta esfera de reloj,
este abyecto abecedario,
este indómito inventario,
que he volcado en este blog

Leer más...

19 nov. 2011

Como dicen los que aman

La ciudad ladra a todas horas,
pero vieja y sin alma,
como un perro cansado de ser un fiero guardián
cuando sabe que ya no hay premio al final de su ladrido.

No hay horas de sueño suficientes
en esta ciudad sin noche,
plagada de faroles insanos,
que roban el amor de las esquinas...
¿Me vendes sólo un poco de tu amor salvaje
allí en el segundo piso,
tercera puerta a la derecha?

Mientras, dices, como dicen los que aman,
si no me canso de este amor que no lo es,
de estos besos que no lo son,
de esta botella sin fondo,
de estas ganas de no creerme...
y yo te respondo tal y como responden
los que nunca amaron,
aunque yo alguna vez amé.

Por más que mi amor de ahora sea un amor sucio,
que dura lo que duran los vuelos de corales,
el choque de los planetas y lo dioses,
el eterno tensar de guitarras,
o la miserable admiración de los más novatos,
¿Cómo puedes tú desautorizar un amor que no comprendes?

Pues dices, como dicen los que aman,
que yo no amo.
Y yo te respondo tal y como responden
los que nunca amaron,
diciéndote que alguna vez amé.

Leer más...

20 oct. 2011

Puntos suspensivos

Te buscaré
y la mañana se vendrá conmigo
desnudándose al abrigo
de un amor que pincha en hueso.

Y pintaré
a las faldas de la luna llena,
el aroma que dejó en la arena
el bramar mudo de un beso.

Y los dos...
sin borrones ni caminos
ni putadas del destino
volveremos a escribir en un papel,
las palabras olvidadas
que quedaron encerradas
en los páramos de asceta de mi piel,
deshojando las miserias
de las lámparas de feria
que alumbraban a mis musas de alquiler,
olvidando los dos juntos
que nos van quitando puntos
suspensivos de la orilla del carnet.

Y la mañana
desnuda, maldita,
se asoma a mi ventana
y me deja escrita
una frase que no quiero leer.

Si me despierto
y me acuerdo de ti,
me siento medio muerto,
hundido en el carmesí
de la sangre que dejé caer...

Y seguiré
buscándote en el firmamento,
llorando cada vez que el viento
deshoje la margarita.

Que ya no sé,
escribirte como te mereces
si es a ti o a mí a quien pertenece
esta extraña rima escrita.

Y los dos...
sin borrones ni caminos
ni putadas del destino
volveremos a escribir en un papel,
las palabras olvidadas
que quedaron encerradas
en los páramos de asceta de mi piel,
deshojando las miserias
de las lámparas de feria
que alumbraban a mis musas de alquiler,
olvidando los dos juntos
que nos van quitando puntos
suspensivos de la orilla del carnet.

Sigo buscando
tu voz, que se esconde,
sin un por qué, ni un cuándo,
ni un cómo, ni un dónde,
nadie me responde al preguntar.

Y estoy perdido
en el calendario
perdido entre el ruido
de los viejos del barrio
que dicen que me he vuelto a enamorar...

Leer más...

9 oct. 2011

Pedrás al aire

Si de las pedrás que le di al aire
se va ennegreciendo mi pulmón
no me quedará aliento que darte
ni ganas de besarte cuando lata el corazón.

Desclavando las espinas de mi voz
se me llenan las riberas del camino
de fantasmas de rosales sin color,
de poemas de cartón rimando en infinitivo.

-¿Qué haces? - No sé
-¿Te vienes? -Tal vez
Espera que sepa qué quieren mis pies
que aprenden a andar
corriendo hacia atrás,
cogiendo carrera pá volver a saltar.

-¿Qué haces? -Cantar
-¿Te vienes? -Quizá
espera que acabe esta rima de bar.
Maldita canción,
se escucha un tambor,
tranquila, cariño, sólo es mi corazón

que revienta cada vez que oye tu voz.

Se me escapa el sol por las costuras
de esta mal puntada de alfiler
en la esquina de mi cuarto a oscuras,
en mi cubo de basura con versos sin hacer

Ya no tengo mundo que entregarte,
ya no quedan besos en mi piel,
será mejor un punto y aparte,
es más fácil olvidarte que volverte a querer.

Aunque se atraviesen en mi garganta
un par de folios tristes de papel,
sólo soy un gallo que no canta,
carretera y manta, tendremos que correr...

Para que no venga el silencio
con sus medianoches de Orfidal
a encadenarnos a ambos en el tedio,
a decirme que te quiero sin quererte de verdad.

-¿Qué haces? - No sé
-¿Te vienes? -Tal vez
Espera que sepa qué quieren mis pies
que aprenden a andar
corriendo hacia atrás,
cogiendo carrera pá volver a saltar.

-¿Qué haces? -Cantar
-¿Te vienes? -Quizá
espera que acabe esta rima de bar.
Maldita canción,
se escucha un tambor,
tranquila, cariño, sólo es mi corazón

que me llora cada vez que oye tu voz.

Leer más...

2 sept. 2011

Dead or Alive

Vivir es acunarse en los compases,
morir es describir el cementerio,
vivir es un jergón en adulterio,
morir es una cama sin desfases,

vivir es dejar huella donde pases,
morir es el sillón de un ministerio,
vivir es darle vueltas al misterio,
morir es un adiós en veinte frases,

vivir es desnudarse en la avenida,
morir es disfrazarse de uniforme,
vivir es rebelarse ante el olvido,

morir es medio verso sin salida,
vivir es el jamás estar conforme,
morir es darse siempre por vencido.

Leer más...

1 sept. 2011

Nostalgias

Las lunas que bordamos de chiquillos,
las fotos que he guardado en los arcones,
los viernes del color de las cacniones,
el tono de los lunes amarillos,

el eco de la alarma en los pasillos,
el libro de francés con corazones,
las cartas en papel de los aviones,
los sueños que escondía en los bolsillos,

el bólido reloj del mediodía,
el brillo de un cristal en la pizarra
copiando tu apellido junto al mío,

jardines a la orilla de la vía,
eterna como cuerdas de guitarra,
los besos aprendidos contra el frío.

Leer más...

26 ago. 2011

Si me esfuerzo

Es una noche de esas oscuras en que todos los colores funden a negro, a la hora en que el viento cuenta cuentos entre las hojas dormidas de los sauces y la ropa tirada por la habitación juega a dibujar siluetas de soldados mutilados que se arrastran bajo la lluvia. Los relojes tal vez no hayan muerto todavía, pero están, como mínimo, todos ellos en coma.

Si me esfuerzo, quizás pueda desentrañar en el silencio todas las voces de la ciudad, arrimadas en el rincón de lo indeseable. Si me esfuerzo.

La luna ya no está allá arriba, ha entrado en mi habitación, me ha robado el sueño sin que me entere y ahora huye hacia la frontera en un "Cadillac" morado. Si nadie la detiene, tal vez coja un avión de luz hasta París.
101.400 hadas desbaratan la quietud de mi madrugada sobre la almohada azul, susurran en raros idiomas y se ríen de las motas de polvo que se rompen sobre mi cuerpo dejando una estela de alperchín exánime en mi piel.

Si me esfuerzo, quizás pueda atrapar una con la yema de los dedos y obligarla a que me cuente los secretos de las nubes de tabaco. Si me esfuerzo.

Los números avanzan lentamente, como en una procesión solemne o el entierro de mis sueños, convirtiendo los minutos en medusas peligrosas que me rodean en este océano discreto de la noche entre paredes.

Si me esfuerzo, quizás pueda atracar en un nuevo día con mi sonrisa de náufrago hecha jirones. Si me esfuerzo. Sólo si me esfuerzo.

Leer más...

19 ago. 2011

Vuelvo a las andadas

Sin versos tras fallar en mi alegato,
culpable de este "sálvese quien pueda",
le tuve que dar vuelta a la moneda
de dos caras con que me paga Erato.

Regreso de jugar al literato
que busca en la penúltima vereda,
el íntimo lenguaje de la seda,
con Sade, Miller, Tasso, Mazzucato...

Despierto de ese sueño tan freudiano,
con un verso al reverso de mi mano
soñando con que rime en consonante.

Y vuelvo a las andadas engorrosas
de dar lumbre a las musas caprichosas,
regreso al postrer círculo de Dante.

Leer más...

15 jul. 2011

El mundo sin él




Al poeta, escritor, mentor, maestro y amigo


Néstor Ramírez Gómez.



Hasta siempre, Trazada, nunca te olvidaré.






Al fin se abrió el paraguas, cayó el cielo,
y un verso se deshizo en los rosales,
las flores se creían inmortales
y ahora sólo pueden guardar duelo.

Están las letras en huelga de celo,
se fueron sus trazadas tan carnales,
siquiera los feroces animales
olvidan las lecciones del abuelo.

Al hombre que le debo lo que soy,
los huérfanos apócrifos del hoy,
cantamos un adiós triste y profundo.

Se callan los susurros en la oreja,
Erato va de luto y sin pareja,
el mundo sin él hoy es menos mundo.

Leer más...

4 jul. 2011

Trampantojos

Errático en un mar de trampantojos,
hundido en el butrón de mis papeles,
recojo de mis versos los despojos

y pinto en la pared de los hoteles
el verbo encarcelado de tu ausencia
que aúllan, cada noche, los chuqueles.

No más quedan tus sombras en herencia,
y el árido sudor de mi colchón
que cobra su brutal concupiscencia.

y solo, en este mar, mi corazón
naufraga entre chanel y nicotina
al ver que sólo es carne de cañón.

Y sueño con las barbies de la esquina
prendiendo entre mis labios de serpiente
las flores kamikazes de la ruina.

Tal vez si soy distinto, diferente,
si tiro mis zapatos de arlequín,
al fin venza a mi espejo, que me miente.

Y blando esta quijada de Caín,
Que pinta en rojo la letra del soul
que me hunde en un infierno de alperchín,

Si salgo de ataúdes de abedul,
cansado de canciones de la tuna
tan príncipe gris sin princesa azul,

me cuelgo a cuatro manos de la luna,
me esfumo entre este humo de Orfidal,
y huérfano de todas y ninguna
Descubro que mi alma es de cristal.

Leer más...

12 jun. 2011

Pretérito imperfecto

A la sombra de algún faro,
sobre un mar de terracota,
he enterrado mi derrota
y este frío desamparo.
El silencio cobra caro
el no verte en mi abandono,
tú me echaste de mi trono
yo he fingido mi pasión,
mas no te pido perdón
ni tampoco te perdono.

Ya no duele el no encontrarte,
hice un blues con tus agravios
y en el lienzo de otros labios
dibujé un punto y aparte.
Estás hecha para odiarte,
haces daño por defecto
tan en vivo y en directo,
sin saber, muñeca triste,
que los besos que me diste
son pretérito imperfecto.

Leer más...

29 may. 2011

El canto del gallo

 Para nuestro mayo español.

Escúchame, hijo mío, lo que cuento,
la noche es noche hasta que canta el gallo,
por eso estoy gritando y no me callo,
de luz quiero llenarte el firmamento.

Mi voz es la semilla que eché al viento,
y quiero ver si arraiga y ver su tallo,
que siempre es primavera, siempre es mayo,
si existe una ilusión, es el momento.

Tal vez mañana tenga dos espuelas
y el pecho a reventar de un grito sordo
repleto de victoria y de reproche.

No obstante, hoy voy pintando en las rayuelas
pasajes para que subas a bordo
del sueño de acabar la larga noche.

Leer más...

27 may. 2011

Hasta siempre, "Lo Pelat"

Por la pelota al hueco, dicho y hecho,
por este madridista que te admira,
por el pase imposible, que es mentira,
por el balón que acuna un pie derecho.
Por ese Espanyol-Barça de tu pecho
y por el Cruyff que aplaude lo que enseña,
por ese Hristo Stoichov a la greña,
por ese Amor que nunca se acobarda
por ese Ángel Guardiola de la Guarda,
Luis te tenga en sus videos, De la Peña.

Del cuello de una nube están sus botas
que rompen la defensa de Osasuna
jugando a darle toques a la Luna,
cansadas de salvar tantas derrotas
se apenan en Sarrià hasta las mascotas,
la lámpara aladina era un balón
y ahora que se va el genio pelón,
nos deja huerfanitos de su toque
sin magia, sin voz, sin birlibirloque
nos quedan Guti, Iniesta y Valerón

Leer más...

24 may. 2011

El ladrón de ilusiones

Puedes llevarte mi pan, mi pasado,
las hojas tristes de un triste eufemismo,
cada argumento de aquel silogismo,
este bolsillo de fondo horadado.

Puedes quitarme mis sombras de ahorcado,
el cuerpo inane del burdo egoísmo,
cada oración que me acerca al abismo,
todo el rencor que ya he acumulado.

Puedes robarme la vida y la muerte,
puedes llevarte mis versos escritos,
puedes quitarme del pecho la guinda.

Puedes, te dejo, mi lágrima inerte,
mi rabia estéril que va dando gritos,
pero jamás lograrás que me rinda

Leer más...

18 may. 2011

Soledad

Tal vez la negrura tenga cuerpo y densidad y volumen,
y yo no pueda encontrar en mi pulcra habitación
un solo espejo que rompa este silencio amargo.

Entre mi cama y la pared
hay un espacio donde cabe un cuerpo
pero tan lleno de vacío y de serpientes invisibles
que da miedo el sólo mirarlo,
el sólo acercarse,
el sólo otorgar a la negrura incesante
la más mínima opción de arrojarme en él.

No hay ni sombras en mi cuarto,
siquiera un eco que viva dentro
y que deje en mis manos exhaustas
una palabra que no sea mía.

Sin reflejos, ni caricias, ni verbos, ni llamadas,
repito a las cuatro paredes
que la negrura tiene cuerpo y densidad y volumen
y al cerrarse sobre mí
sólo queda un aire reseco,
impasible, descarnado y extendido,
que me arranca del pecho las flores
y me desborda rudamente de soledad.

Leer más...

13 may. 2011

Vuela

Para Sergio

Vuela,
que en el nido se abrazan las sierpes,
y no hay a ras de suelo
más que las huellas de ovejas perdidas.

Vuela hasta que el viento duela,
sin que los dioses puedan pedir explicaciones
ni las nubes emborronar tu destino
que tal vez sean etéreos los rayos de luna,
pero las manos del sol aguantarán tus pasos.

Vuela porque arriba, en lo alto de una pluma,
dejaré colgados los poemas que te debo
y un almanaque de los sueños pasados.
Recoge pues de mis manos las palabras,
y échate a volar.

Vuela,
sin miedos, ni sombras, ni saetas de reloj, ni miradas atrás,
vuela frente al camino cansado
del execrable rebaño de los que sólo sabemos correr.

Leer más...

9 may. 2011

5 de la mañana

Son las 5 de la mañana,
y por la calle de los gallos
las sombras compran soles de baratillo.

Son las 5 de la mañana,
5 en punto de la mañana,
y la acera se va llenando de manos que lloran,
despertándose levemente del sueño desgastado
de los adioses llenos de arena y de mar
por los cuatro horizontes.

5 de la mañana,
hora de cigarras y de hormigas,
de últimos y primeros,
de perros y gatos,
hora de aromas de oficina y perfumes de pachulí,
de inicios y fines,
hora del desgarro inalienable entre ayer y hoy.

Y a las 5 de la mañana,
desaparecen entre el humo de lo existente
una figura sin camino,
una palabra sin historia,
y otro día sin recuerdos.

Leer más...

5 may. 2011

Lo más bajo, el firmamento

Que el viento te proteja la sonrisa,
que el sol no te complique la alborada,
que el tiempo no te venga con su prisa,
que el mar siga luciendo en tu mirada.

Que el árbol de la ciencia dé sus frutos,
que la mano que extiendo al fin te llegue,
que cuentes tus orgasmos por minutos,
que todo el que te quiera no lo niegue.

Que los mariachis te canten borrachos,
que el cielo que te acuna te encandile,
que ganes cada guerra en los despachos
que rompas filas en cada desfile.

Que ganes cada copa y cada liga,
que vueles, lo más bajo, el firmamento,
que el miedo calle, diga lo que diga,
que olvide dónde estás el sufrimiento.

Que te sepan a miel todos los besos,
que sueñes por soñar todos los días,
que corra la alegría por tus huesos,
que vengas a mi casa y me sonrías.

A mi ángel favorito.
Te quiero mucho.

Leer más...

28 abr. 2011

Los meses de un amor

Despierto entre las brumas de tu ausencia
y un verbo reverbera en los cristales,
parando los relojes otoñales
que duelen disparando sin licencia.

No quedan más que sombras en herencia
del triste calendario de retales
que siguen los instintos animales
de un alma que desangra su impotencia.

Si cruza por detrás la primavera,
abril clava sus dientes en la acera
y mayo, a la que nace, no respira.

Las pieles de un adiós que llega tarde
esconden, con excusas de cobarde,
los meses de un amor que era mentira.

Leer más...

24 abr. 2011

A viento y marea

El viento ha traicionado a la marea
que amó con su locura desatada
y todo lo que siente queda en nada,
perdiendo la razón lo que desea.

Despecho engalanado en mies de anea,
latidos que complican la alborada,
la noche hunde el azar y la mirada
del aire triste en un pozo de brea.

No es que el viento no quiera ya a las olas,
es sólo que prefiere estar a solas
rumiando un pentagrama de trompeta

que unirse con la espuma desabrida
de un mar que hace ya tiempo le dio vida
y hoy sólo le da huecos de maleta.

Leer más...

20 abr. 2011

El mundo se reduce

El mundo se reduce a una mota
del polvo que empañó mis anaqueles
y estalla al encontrarse con mis hieles,
el mundo se reduce, luego explota.

Y un mar que va muriendo gota a gota
en un cubo de Rubik con papeles,
se ahoga en el calor de los hoteles
que apestan a burdeles y a derrota.

Tal vez el mundo estalle por instinto,
el mar se funda a gris por los costados
y logre desfondar la inspiración.

Mas no hallo otra verdad que ser distinto,
llenar con humo de tinta y pecados
el aire inane de esta habitación.

Leer más...

16 abr. 2011

Tinto y azul

Tinto y azul, maravillas de bar
sobre un papel empapado en alcohol,
mientras un saxo rompe un si bemol
y un camarero me invita a soñar.

Tinto y azul, pesadillas de hogar,
ruinas de tristes relojes de sol,
la luna sabe jugar de farol
si el tiempo estalla a los pies de un billar.

Medio saludo al sacarse el bombín,
dedos de ron, corazón de arlequín,
reyes de Troya, princesas de Ur.

Barras gemelas, mil litros de sed,
una duquela enganchada a la red
de un hielo triste que viaja hacia el sur.

Leer más...

14 abr. 2011

Un romancero de cuerpos

Un romancero de cuerpos,
una lunita encantada,
un mercader de los sueños
que navegan por mi almohada.

Un río de oro y de peces
descendía por su espalda,
y dos besos tartamudos,
suavemente, lo cerraban.
Por los bordes de la noche
se apagaban las palabras,
y cuatro versos callados
se apostaron en la cama
rompiendo con su silencio
el idioma que me daba
en catorce amaneceres
sin luces, ni sol, ni nada.

El tiempo se hizo incansable
alargándose hacia un alba
que avisaba en los cristales
pero que jamás llegaba,
el aire se hizo costumbre
de una boca desbocada
y los ángeles perdidos
tocaban en la ventana
sin saber pasar adentro,
mirando como miraban
un romancero de cuerpos
con dos pieles que rimaban.
Los termómetros hervían
y una sábana entre llamas
cayó, herida de muerte,
sin que a nadie le importara.
Reclamaron su trofeo
las caricias descarnadas
y un bramar de alas de albatros
estalló bajo la manta
arrancando de mis manos
su piel de ternura y agua
y dejando en el ambiente
seis suspiros con su danza.

Un romancero de cuerpos
se agolpaba en la garganta
estrellando en el silencio
las luces, el sol... la nada.

Leer más...

7 abr. 2011

Civilización

Bienvenidos a esta civilización
de flores envenenadas,
sin fragancia ni raíces ni calor.

Civilización de Imperios de lo Insensible,
de la larga carrer atrás del himno verdadero,
del grito de batalla que enarbolamos todos alguna vez,
de la palabra huérfana y sin amantes
que parece, tristemente, un cementerio de bufones.

Bajo los escombros de la ciudad,
late el despojo de lo que fuimos,
solitario y nauseabundo,
esperando tal vez una mano,
o una legión de ellas,
que lo resucite sin ambages.

Mientrastanto, nos hundimos,
nos ahogamos en la negrura espesa
sobra la cual nadie nos enseñó a nadar,
y caemos,
y perdemos,
sin luchar.

Así es, así somos y así será.
Caminando entre leones y gacelas,
sin un mal espejo que llevarse a la cara.

Sean bienvenidos a la civilizción
y pasen hacia el fondo,
que siempre hay sitio.

Leer más...

3 abr. 2011

Verso de estación

Perdí en Babel tus cartas y mi espada,
de tanto despedirme en los andenes,
pintando mis adioses a tus trenes
con una mano muda y descarnada,

que grita sin decirme nunca nada,
callando las preguntas que contienes,
A dónde voy yo y tú de dónde vienes,
con tu vieja maleta desconchada.

El barrio que escapó por los cristales
se lleva cada foto, cada herida,
dejando una mentira en el rincón.

Y el verso que te incluyo en mis postales,
si huele, o lo parece, a despedida,
es que es un verso triste de estación.

Leer más...

25 mar. 2011

El último soneto

La noche sangra a veces cuando escribo
y me hunde en un infierno de horas bajas,
cubriendo mis poemas con mortajas
que aprenden a herir en superlativo.

Se me envenena el verso sin motivo,
y el mismo corte que corta barajas
repite en mí ese baile de navajas.
Mas sigo vivo, herido pero vivo.

Me inunda el pecho la sangre gastada,
retumba un grito que se queda en nada,
y cada línea se convierte en reto.

Me venzo sobre el folio sin protesta
y el último suspiro que me resta,
lo gasto en acabar este soneto.

Leer más...

8 mar. 2011

Historias azules

Historias de tinto y azul
en el bar de la avenida
de las noches sin dormir
y los días sin salida.

Cuando te vieron crecer
ya sabían que eras carne de cañón,
¿Y qué se le va a hacer?
Las calles nunca tuvieron corazón.

Aprendiste a volar
en la bruma leve y triste de un cigarro.
Espejismos nada más,
siempre tuviste los pies dentro del barro.

Lunas llenas de alquitrán
almohadas manchadas de saliva y sangre,
no has logrado escapar
de los agrios latigazos que da el hambre...

¿Para qué vas a llorar?
Si sabes que no te va servir de nada,
tienes una luna triste en la mirada,
y un almacén de coplas negras en el alma...

No hay lugar donde escapar
cuando sabes que no existirá el mañana,
nadie te enseñó a volar tras la ventana,
donde mueren los abrazos que te faltan...

Y las hadas que te olvidan van de farra,
tienes una luna triste en la mirada.

Historias de tinto y azul
en el bar de la avenida
de las noches sin dormir
y los días sin salida.

Te engañó la soledad
no sabías que las manos que acarician
también pueden golpear...
el dolor es otra herencia de familia.
 
Esas huellas de tu piel
son las mismas que tu madre maquillaba,
putas rosas de papel
que alguien riega con orín y mala baba.
 
En el último rincón
se oscurece cada lágrima vertida,
las barras de tu prisión
no son más que el miedo que te paraliza...
 
¿Para qué vas a llorar?
Si sabes que no te va servir de nada,
tienes una luna triste en la mirada,
y un almacén de coplas negras en el alma...

No hay lugar donde escapar
cuando sabes que no existirá el mañana,
nadie te enseñó a volar tras la ventana,
donde mueren los abrazos que te faltan...

Y las hadas que te olvidan van de farra,
tienes una luna triste en la mirada.

Historias de tinto y azul
en el bar de la avenida
de las noches sin dormir
y los días sin salida.

Leer más...

6 mar. 2011

Quisiera ser

Quisiera ser valiente, como un verso incansable,
espina semi-impúdica de rosa suburbial,
quisiera ser valiente y deslizarme entre las gotas
henchidas de neón de tu ventana fría.

Quisiera ser inmenso, como los cristales de la noche,
que se abren a la herida de algún reflejo tenue,
inmenso como un cielo sin nubes ni mitades,
como un viento repleto de sauces y de almendros.

Quisiera ser hermoso como el cuenco de dos manos,
como una palabra vieja que aprende un niño nuevo,
como un rumor de verbos, de ausencia y caracolas
que aplaude y se derrama entre tus pies descalzos.

Quisiera ser sencillo, como un fruto desnudo,
como un amanecer sin tiempos ni resacas,
sencillo como el grito que late en mi garganta,
como un mundo sin dioses, ni sueños, ni mentiras.

Quisiera ser distinto, un hombre diferente,
con alas como espejos y un corazón sincero,
quisiera ser distinto, más hombre y menos niño,
y arroparme cada noche bajo un suspiro tuyo.

Leer más...

1 mar. 2011

El hombre que planta rosas

El hombre que planta rosas en el hormigón
tiene una memoria de almendro en las solapas,
y un crujido como de huesos que se rompen
bajo la dureza de las uñas.
Pero la luna, cuando anochece,
sólo sueña con prescindir de los aromas
y encabritarse hacia el olvido
entre líneas blancas y tréboles que cruzan.

Un rugido reverbera entre callejones amargos,
ayer era una palabra de amor
y hoy sólo el viento sabe
en qué demonio la ha convertido.

Sobran palomas en la ciudad,
y falta una luna desnuda en el cielo,
este cielo descarado de vacíos imposibles
y de estrellas que piden la cuenta
cada vez que las abrazo.

No queda más que decir.
Tengo un dolor de espinas en las manos
y una historia de fracaso y decepción
por cada una de las cicatrices
que emborronan la inocencia de mi pecho.

Leer más...

Reina de espadas

Es yoyes, es la Juani, es la mujer
cansada de ser carne de esponsales,
de ser la rosa fiel de los rosales
y no tener voz para responder.

Se hartó de andar dejándose vencer
y alzó un grito de guerra sin vocales,
armada con sus ciclos menstruales
y mala leche pa' dar y vender.

Si ves aparecer su silueta,
atento, suelta incluso la maleta,
y escapa sin volver la vista atrás.

Da miedo cuando están tan cabreadas,
así son ellas, las reinas de espadas,
que saben a peligro y mucho más.

Leer más...

28 feb. 2011

Reina de oros

Sensible damisela de alta cuna
que vive del marido y del amante,
adicta por detrás y por delante
a abrigos que bien valen su fortuna.

Ayer compró parcelas en la luna,
la reina de los oros y el diamante,
donando su limosna al mendicante
se siente más altruista que ninguna.

Marbella, Saint-Moritz y Montecarlo,
"si cuesta poco no puedo comprarlo",
Jet-set más rancia versus working class.

¿La crisis? es un bulo de la plebe
¿El mundo? Sin embargo no se mueve
si pido yo que no se mueva más.

Leer más...

27 feb. 2011

Reina de copas

Es reina hacia las seis de la mañana
a las doce es tan sólo una plebeya,
que busca en el final de una botella
su vil coronación republicana.

Encuentra en sus licores de manzana
aquello que la vuelve en una estrella,
y piensa que es la bella más doncella,
mas sigue siendo sólo una fulana.

aunque ella no mejora majareta,
sí lo hace el resto del planeta
si el mundo está más guapo, ella tranquila.

Los más orcos de Mordor son chulapos,
y príncipe el más sapo de los sapos,
tras seis tragos de vodka y de tequila

Leer más...

26 feb. 2011

Reina de bastos

Robusta y gruesa dama de poblado
casada con el bobo de la empresa,
mujer de moral regia y vara tiesa,
capaz de acongojar al más pintado.

Parece, sin pasarse demasiado,
que lleve lija en vez de una compresa,
princesa de los ogros, mas princesa
para el pobre marido acongojado.

La moza de las hostias malabares,
de frente, de revés, dobles y a pares,
te puede dejar tonto y a una mano.

No tientes la piedad de la señora,
la reina de los bastos no enamora
mas logra conquistar a cada humano

Leer más...

25 feb. 2011

Póquer de reinas

Te escribo de la reina, compañero,
de bastos, la Agustina de Aragón,
que todo arregla a golpe de cañón
la dama de la maza del mortero,

Te cuento de la de aire tabernero,
que pide amor con su hielo y su ron,
La reina de las copas y el porrón,
la novia del licor del camarero.

Te digo de la jet-set de Pilates,
la reina de oros de treinta quilates,
de abrigos de visón por obtener.

Y te hablo de la Xena en las barriadas
la dama "Defcon3", reina de espadas,
peligro con la forma de mujer.

Leer más...

23 feb. 2011

Viento

Bajo el vendaval valiente
las sombras se arrinconan sin mirarse,
y la torpe ciudad amanece
entre los pechos amargos de la tierra.

La infame soledad de las farolas,
como testigos impertérritos de algún crimen esclarecedor,
resiste el atacar desesperado
de esas noticias obsolescentes
que una vez tuvieron forma
de hoja de periódico leve,
tinta y fracaso,
ganas de arder...

Tan sólo son retazos de huracán,
plumas que se desentendieron
sin saber muy bien por qué
y,
tal vez,
un pétalo arrancado de alguna libertad prodigiosa
que jamás dejará de ser el cadáver derrotado
de lo que pudo haber sido.

Sopla el viento pero mi cuerpo vacío
no condensa gotas de agua
ni recibe una sola brizna de aire puro.

Leer más...

21 feb. 2011

El Olimpo de los valientes

¿Alguna vez has tocado el neón de las estrellas
con la punta de los dedos?
¿Volado acaso a lomos de una mariposa fría
nacida de labios que no se quieren?
Las lunas que se ahogan en una taza de café
no merecen, tal vez, el cielo.

Ya sabes que las piedras del camino
no entienden de últimas oportunidades,
si no estás dispuesto a levantarte,
si no soportas el dolor,
si no estás preparado para que la muerte te haga un pase de pecho...
los horizontes que te encierran
serán muros de hormigón inapelable
y no habrá musa desgarrada
que te extienda una mano amiga
bajo el cetrino cielo gris de la derrota.

Ahora que lo sabes,
mírame a los ojos y dime la palabra
que piensas que te define.

Leer más...

17 feb. 2011

Lucifer

El ángel favorito del pecado,
que clama a voz en grito y alma en duelo,
contra el depredador Señor del cielo
es tan solo un amante despechado,

Que sufre por haber sido arrojado
al páramo más yermo, a ras de suelo,
allí donde no puede alzar el vuelo,
tan lejos de su amor desesperado.

¿Qué trágico pecado ha cometido?
Señor, tú fuiste quien dictó la senda,
pensar libre es poder dudar de dios.

Su amor no fue jamás correspondido,
rompiste tú su amor y su leyenda,
¿Quién es el más soberbio de los dos?

Leer más...

15 feb. 2011

Calypso

La reina de los náufragos sin tierra
se adorna en el espejo de la orilla,
la espuma, blanca y triste, se arrodilla,
enfrente de esa diosa que le aterra.

Espera con paciencia alguna guerra
entre el viento y el mar, y se maquilla,
soñando que su cuerpo eterno brilla
quizás más que el amor que en él encierra.

Se asoma ya al balcón de la marea,
guardando su pasión mientras desea
que un nuevo Ulises llegue hasta su arena

¿Qué humano atracará entre sus dos playas
perdiendo la razón y las batallas,
hundiéndose en su piel sin ver su pena?

Leer más...

7 feb. 2011

La calma

Después del estallido sólo queda la calma.

Calma de cuerpos que se mecen en silencio,
que aprendieron a mentirse el uno al otro,
llenos de miedos que van cayendo a tierra,
como las hojas cargadas de amarillo
de un otoño demasiado cercano.

Calma nuclear para que vuelvan las sombras más tímidas,
y las palabras más inútiles,
y el tic-tac de los segundos más insignificantes,
más puramente nuestros,
más enquistados en la distancia bastarda
de dos pieles incapaces
de mantenerse la mirada.

Calma de mariposas frías
y de estrellas de neón apagadas,
calma de aires viciados de lágrimas invisibles,
calma de ecos eternamente silenciosos,
de capas de polvo que ensucian los espejos,
de relojes que apuñalan la madrugada
fingiendo dormir.

Ésa es la calma sucia,
el periodo entre estallidos en que los muertos
se olvidan que están lo suficientemente vivos
como para hablar, amar, o matarse.

Leer más...

3 feb. 2011

Mis cineastas (PTM-4)

Jack Nicholson, Bruce Willis, Al Pacino,
Sigourney, Demi, Basinger, Jolie,
Brad Pitt, Tom Hanks, John Malkovich, Bruce Lee,
Polanski, Hitchcock, Burton, Tarantino.

Matt Damon, Will Smith, Neil Patrick-Harris,
Halle Berry, Marlon Brando, Morgan Freeman
Meg Ryan, Portman, Hopkins, Nielsen, Kidman,
Mark Wahlberg, Seymour Hoffman y Jim Carrey,

Heath Ledger, Edward Norton, Johnny Deep,
la Jóvovich, la Barrymore, la Streep,
Sean Connery, Adrien Brody, Jackie Chan,

Segura, De la Iglesia, Carlos Saura,
Belén Rueda, la Morgan, Carmen Maura,
Bardem, Alterio, Luppi, Alberto Ammán.

Leer más...

2 feb. 2011

Sin tinta (ovillejos encadenados)

Esta poesía distinta
sin tinta,
suelta una lágrima atroz
sin voz
por este soul de alma herida
sin vida.
Este animal sin salida
que soñó un día escribir
no puede sobrevivir
sin tinta, sin voz, sin vida.

Sin tinta, sin voz, sin vida.
olvida
que una vez fui yo la estrella
aquella.
Dices que mi alma respira,
mentira.
Sabes que mi verbo expira
a cada inútil segundo,
si aún así quieres mi mundo
olvida aquella mentira.

Olvida aquella mentira
y mira
quién hay clavado en mi cruz:
la luz
de esta frugal poesía
del día.
Todo lo que antes tenía
lo malvendí por laureles,
rompe mis viejos papeles
y mira la luz del día.

Y mira la luz del día
tan fría
que hace ser a mi alma oscura
y dura,
víctima de la macabra
palabra.
Tan mortal abracadabra
no es más que un "No" sin excusas
de nuevo dicen mis musas
tan fría y dura palabra.

Leer más...

30 ene. 2011

Lo que soy

El "brother" de mi hermano, el enemigo
del niño inaguantable de mi espejo,
el que jamás me acepta ni un consejo,
el resto de la piel que va conmigo.

El sucio dandy, el centro de mi ombligo,
el viejo joven, el joven tan viejo
a quien le duele su propio reflejo,
el que volvió a soñar ayer contigo.

Es eso lo que soy, si tú te marchas,
el lirio al que le vencen las escarchas,
el loco que ha perdido cada guerra.

El último, el cobarde, el fugitivo,
el necio que si aún sigue estando vivo
es sólo por la muerte que le aterra.

Leer más...

29 ene. 2011

No sería yo

sin este viento de pieles calladas,
sin estos besos con gusto a cianuro,
sin estas manchas de sangre en el muro,
sin esta agenda de puertas cerradas,

sin este mapa de las puñaladas,
sin estos versos de un viejo conjuro,
sin estas ganas de ser más oscuro,
sin estas luces de neón apagadas,

sin este hueco en un cine vacío,
sin estas noches de olvido y absenta,
sin este gris corazón dando voces,

Sin estas páginas muertas de frío,
sin este absurdo cartel de "Alma en venta",
yo no sería el bufón que conoces.

Leer más...

Ahora

Ahora que mi musa está callada,
ahora que no invierto en pesadillas,
ahora que descubro las cosquillas
del alma que tenía encarcelada.

Ahora que el dolor se queda en nada,
ahora que se funden las bombillas,
ahora que me postro de rodillas
delante del puñal de tu mirada.

Ahora que me mienten los espejos,
ahora que estás más cerca que lejos,
ahora que no sé lo que me digo.

Ahora que se enfrían los cafés,
ahora que te veo si me ves,
ahora que me siento aquí contigo.

Leer más...

28 ene. 2011

Los monstruos

Pensemos.
Los niños tal vez no sean todos niños.
Y los monstruos tal vez sean humanos.

Los monstruos temen
al niño agazapado
bajo la cama.

El cielo ruge
y no hay un escondite
en condiciones.

Los monstruos mandan
y forran sus agendas
de piel de niño,

pero la niebla
rodea las esquinas
de su temor.

Los monstruos saben
que no es suyo el futuro
de los humanos

Tal vez un día
los niños se levanten
con todo su odio.

Los monstruos huyen
su miedo ahora es más grande
que el de los niños

Leer más...

27 ene. 2011

Teologario

Se esconde en el odio un problema,
locuras, Sharia de Ulema,
arena feroz del desierto.
Me duele el dolor de la gente,
y su sangre sigue caliente
sólo un balazo y cae muerto.
El vástago vuelve a gritar
¡Alláhu Akbar!

Algún inocente ha pintado
en el muro que da al pasado
"Mi infancia aún está tras la valla".
Destila una tierra antes junta
seis lágrimas de punta a punta,
de nuevo os pasáis de la raya
y el que estuvo ciego ya-ve
Ríe Lucifer.


La Unión Europea presenta
su stock de futuros en venta,
Ese-o-ese, no me rescates.
se escucha del Volga hasta el Tajo
un grito "Queremos trabajo",
"Abajo con tantos debates".
Sabemos quien pierde, por fin,
Zeus contra Odín.

Se muere el planeta más pobre,
y mientras, oro, plata y cobre,
revisten tu cristo clavado
Desnuda a tu virgen ramera
regresa ya a tu vida austera
y saca del templo el mercado.
No es esto lo que él concibió,
Me cago en Dios.

El tótem aúlla y no calla,
ya nadie presenta batalla
al sexto de caballería.
Al alma que late en tus tierras
le duele el dolor de las guerras
que monta en el dólar la C.I.A.
No es de madera tu cruz,
¡Oh, Manitú!

Leer más...

26 ene. 2011

A la orilla de un café

Si las hostias que me han dado
me subieran a la piel,
y este blues descafeinado
me llegara a convencer,
si esta espina de pecado
me dejara de doler,
y mis lágrimas de barro
empaparan un papel,
Borraría de mis huellas
las mentiras que conté
por poder verte entre ellas
enseñándome a querer.

***

Si los versos que di al viento
desconcharan mi pared
al lograr, por un momento,
que rimaran otra vez,
o si todo lo que cuento
fuera cierto al cien por cien
y los besos que me invento
se cansaran de no ser,
quemaría yo mis naves
para verte aparecer,
a las cinco, donde sabes,
a la orilla de un café.

Leer más...

21 ene. 2011

No hay lunas de miel.

Ahora que te olvidé, vuelves.
Vete antes de que lo recuerde todo y estalle.

No hay lunas de miel,
ni rosas engarzadas sobre mi cama.
Cada noche me acuesto sobre puñales
y las heridas se empeñan en ser
cada una de las dagas de su boca,
palabras desahuciadas
que aprendieron a dolerme.

No hay tequila ni humo en vena.
La noche es negra como sólo la noche sabe serlo,
y un armagedón de sollozos imposibles
rompe los relojes que me atormentaron.

Pero un día me sentaré sobre las luces,
y los recuerdos habrán desaparecido,
sus palabras se habrán disuelto,
y una risa desgarrada me dirá
que por fin aprendí a olvidarme.

Mientras tanto sigo necesitando de otras manos,
y no me queda más que el filo de una hoja emborronada
donde ni siquiera mi nombre encuentro
ni mi sangre encuentra alivio.

Leer más...

19 ene. 2011

Forastero

Apátrida, charnego, trashumante,
gallego, medio-nómada, maqueto,
"stranger in the night", carne de ghetto,
Yo soy el extranjero, el inmigrante.

Poeta, vagabundo, caminante,
perdido en el vagar del alfabeto,
mi patria son los versos de un soneto,
mi hogar es una rima en consonante.

Si vuelo sin saber volver al nido
será que ya por fin he conseguido,
quitarme de la piel cada frontera.

La patria que tú tienes no es la mía,
no voy a compartir tu antipatía
ni me arroparé nunca en tu bandera.

Leer más...

18 ene. 2011

Otra vez

Cuando un tren de cercanías descarrila en mi café
y te pierdo entre la gente... Otra vez.

Cuando la noche me devora hasta las ganas de perder,
sueño que vuelo contigo... otra vez.

Cuando el frío me despierta en una habitación de hotel
grito tu nombre al vacío... otra vez.

Me desato de las sombras que se enroscan en mi piel
y vuelvo a quedarme solo... otra vez.

Porque me siento sin ti...
Tan patético y brutal
como la lágrima de un gigante
como una rima en asonante
como un gramo de Orfidal.

Tan dolido e incapaz
como un rey de chichinabo
como el último esclavo
como la paloma de la paz.


Cuando el mundo se hace eterno y no hay nido al que volver
me extravío en mis recuerdos... otra vez.

Cuando sangran los relojes que colgaste en mi pared,
envejezco sin amarte... otra vez

Cuando descubro tu nombre en los bordes de un papel
ya no leo más que lágrimas... otra vez.

Me traiciona mi almohada, con aromas de mujer,
me he olvidado de olvidarte... otra vez.

Porque me siento sin ti...
Tan oscuro y glacial,
como las noches en el polo,
como un charco de vitriolo,
como un alma de cristal.

Lunático y bestial,
como un lobo encarcelado,
como un tonto enamorado,
de cualqueir mujer fatal.

Leer más...

17 ene. 2011

El tequila que me enfrenta contra mí

Cuando yo bebo tequila,
bebe lágrimas mi almohada
y me abrazo con la nada
que me espera tan tranquila.
Cada sombra que desfila
ante mis ojos cansados
rememora mis pecados
mientras el cuarto da vueltas.
Las quimeras andan sueltas
y mis besos encerrados.

No sé quién cruzó el pasillo,
quién cayó sobre mi cama,
quién será, cómo se llama
el que aprieta ese gatillo.
Tras el humo del pitillo
reconozco mi figura
escondida en la negrura,
No soy yo, será mi espejo,
me amenaza mi reflejo
emboscado en mi locura.

Enfrentado ante mí mismo
no es posible un ganador,
mi dolor es su dolor,
mas no entiende el mecanismo.
Si yo caigo en el abismo,
él se estrella y nadie vive
y la mano que no escribe
se agarrota sobre el arma,
nadie da la voz de alarma,
mi alma empieza su declive.

Leer más...

9 ene. 2011

Catorce crisantemos

El mundo se hace añicos en mis manos,
no encuentro ni un lugar donde volver
y las gotas que juegan a caer
se ríen de mis pasos más lejanos.

La lluvia no se olvida los veranos
en que mojaba cada amanecer
mirando en mi cadáver florecer
catorce crisantemos inhumanos.

Si sigo siendo el mismo, es culpa mía,
repito sin cesar el mismo día
y vuelvo a cometer el mismo error.

El mundo se hace añicos otra vez
y vuelvo a comprobar la calidez
del agua en mi cadáver perdedor.

Leer más...

7 ene. 2011

El último rebelde (F de Fumetta)

Léase bajo música de "El último rebelde"
Dedicada a la magnífica obra "F de Fumetta" de mi coleguito SeFi

Saliendo de los bares,
huyendo de las cámaras,
Los políticos no dejan
que tú des ni una calada.

Estás solo con tus humos
eres el último que queda
de los cuatro fumadores
que mantenían Tabacalera.

El resto del planeta
se ha rendido al despotismo
eres F de Fumetta
Paladín del tabaquismo.

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que enciende un pitillo
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy F de Fumetta!
¡Un revolucionario
con zippo y pitillera!

Cada día es más difícil
enchufarse un cigarrillo,
sabes que cada "Marlboro"
puede ser que sea el último.

te persigue el Semper Sanus
cada puta madrugada
por los sucios callejones
donde buscas tus caladas

Pero nadie te da lumbre
y olvidaste tu mechero
se ha perdido la costumbre
del "Oye guapa, ¿Tienes fuego?"

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que enciende un pitillo
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy F de Fumetta!
¡Un revolucionario
con zippo y pitillera!

acabaste tu cigarro,
no escuchaste la sirena,
ya te has fumado el último
y cuando te das la vuelta

ves un hombre encapuchado
que te apunta con un arma
Has escapado del cáncer
te ha matado una bala.

Pero ahora estás feliz
tan muerto y enterrado
vas derecho al infierno
a fumar con el Diablo

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que enciende un pitillo
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy F de Fumetta!
¡Un revolucionario
con zippo y pitillera!

Leer más...