30 ene. 2011

Lo que soy

El "brother" de mi hermano, el enemigo
del niño inaguantable de mi espejo,
el que jamás me acepta ni un consejo,
el resto de la piel que va conmigo.

El sucio dandy, el centro de mi ombligo,
el viejo joven, el joven tan viejo
a quien le duele su propio reflejo,
el que volvió a soñar ayer contigo.

Es eso lo que soy, si tú te marchas,
el lirio al que le vencen las escarchas,
el loco que ha perdido cada guerra.

El último, el cobarde, el fugitivo,
el necio que si aún sigue estando vivo
es sólo por la muerte que le aterra.

Leer más...

29 ene. 2011

No sería yo

sin este viento de pieles calladas,
sin estos besos con gusto a cianuro,
sin estas manchas de sangre en el muro,
sin esta agenda de puertas cerradas,

sin este mapa de las puñaladas,
sin estos versos de un viejo conjuro,
sin estas ganas de ser más oscuro,
sin estas luces de neón apagadas,

sin este hueco en un cine vacío,
sin estas noches de olvido y absenta,
sin este gris corazón dando voces,

Sin estas páginas muertas de frío,
sin este absurdo cartel de "Alma en venta",
yo no sería el bufón que conoces.

Leer más...

Ahora

Ahora que mi musa está callada,
ahora que no invierto en pesadillas,
ahora que descubro las cosquillas
del alma que tenía encarcelada.

Ahora que el dolor se queda en nada,
ahora que se funden las bombillas,
ahora que me postro de rodillas
delante del puñal de tu mirada.

Ahora que me mienten los espejos,
ahora que estás más cerca que lejos,
ahora que no sé lo que me digo.

Ahora que se enfrían los cafés,
ahora que te veo si me ves,
ahora que me siento aquí contigo.

Leer más...

28 ene. 2011

Los monstruos

Pensemos.
Los niños tal vez no sean todos niños.
Y los monstruos tal vez sean humanos.

Los monstruos temen
al niño agazapado
bajo la cama.

El cielo ruge
y no hay un escondite
en condiciones.

Los monstruos mandan
y forran sus agendas
de piel de niño,

pero la niebla
rodea las esquinas
de su temor.

Los monstruos saben
que no es suyo el futuro
de los humanos

Tal vez un día
los niños se levanten
con todo su odio.

Los monstruos huyen
su miedo ahora es más grande
que el de los niños

Leer más...

27 ene. 2011

Teologario

Se esconde en el odio un problema,
locuras, Sharia de Ulema,
arena feroz del desierto.
Me duele el dolor de la gente,
y su sangre sigue caliente
sólo un balazo y cae muerto.
El vástago vuelve a gritar
¡Alláhu Akbar!

Algún inocente ha pintado
en el muro que da al pasado
"Mi infancia aún está tras la valla".
Destila una tierra antes junta
seis lágrimas de punta a punta,
de nuevo os pasáis de la raya
y el que estuvo ciego ya-ve
Ríe Lucifer.


La Unión Europea presenta
su stock de futuros en venta,
Ese-o-ese, no me rescates.
se escucha del Volga hasta el Tajo
un grito "Queremos trabajo",
"Abajo con tantos debates".
Sabemos quien pierde, por fin,
Zeus contra Odín.

Se muere el planeta más pobre,
y mientras, oro, plata y cobre,
revisten tu cristo clavado
Desnuda a tu virgen ramera
regresa ya a tu vida austera
y saca del templo el mercado.
No es esto lo que él concibió,
Me cago en Dios.

El tótem aúlla y no calla,
ya nadie presenta batalla
al sexto de caballería.
Al alma que late en tus tierras
le duele el dolor de las guerras
que monta en el dólar la C.I.A.
No es de madera tu cruz,
¡Oh, Manitú!

Leer más...

26 ene. 2011

A la orilla de un café

Si las hostias que me han dado
me subieran a la piel,
y este blues descafeinado
me llegara a convencer,
si esta espina de pecado
me dejara de doler,
y mis lágrimas de barro
empaparan un papel,
Borraría de mis huellas
las mentiras que conté
por poder verte entre ellas
enseñándome a querer.

***

Si los versos que di al viento
desconcharan mi pared
al lograr, por un momento,
que rimaran otra vez,
o si todo lo que cuento
fuera cierto al cien por cien
y los besos que me invento
se cansaran de no ser,
quemaría yo mis naves
para verte aparecer,
a las cinco, donde sabes,
a la orilla de un café.

Leer más...

21 ene. 2011

No hay lunas de miel.

Ahora que te olvidé, vuelves.
Vete antes de que lo recuerde todo y estalle.

No hay lunas de miel,
ni rosas engarzadas sobre mi cama.
Cada noche me acuesto sobre puñales
y las heridas se empeñan en ser
cada una de las dagas de su boca,
palabras desahuciadas
que aprendieron a dolerme.

No hay tequila ni humo en vena.
La noche es negra como sólo la noche sabe serlo,
y un armagedón de sollozos imposibles
rompe los relojes que me atormentaron.

Pero un día me sentaré sobre las luces,
y los recuerdos habrán desaparecido,
sus palabras se habrán disuelto,
y una risa desgarrada me dirá
que por fin aprendí a olvidarme.

Mientras tanto sigo necesitando de otras manos,
y no me queda más que el filo de una hoja emborronada
donde ni siquiera mi nombre encuentro
ni mi sangre encuentra alivio.

Leer más...

19 ene. 2011

Forastero

Apátrida, charnego, trashumante,
gallego, medio-nómada, maqueto,
"stranger in the night", carne de ghetto,
Yo soy el extranjero, el inmigrante.

Poeta, vagabundo, caminante,
perdido en el vagar del alfabeto,
mi patria son los versos de un soneto,
mi hogar es una rima en consonante.

Si vuelo sin saber volver al nido
será que ya por fin he conseguido,
quitarme de la piel cada frontera.

La patria que tú tienes no es la mía,
no voy a compartir tu antipatía
ni me arroparé nunca en tu bandera.

Leer más...

18 ene. 2011

Otra vez

Cuando un tren de cercanías descarrila en mi café
y te pierdo entre la gente... Otra vez.

Cuando la noche me devora hasta las ganas de perder,
sueño que vuelo contigo... otra vez.

Cuando el frío me despierta en una habitación de hotel
grito tu nombre al vacío... otra vez.

Me desato de las sombras que se enroscan en mi piel
y vuelvo a quedarme solo... otra vez.

Porque me siento sin ti...
Tan patético y brutal
como la lágrima de un gigante
como una rima en asonante
como un gramo de Orfidal.

Tan dolido e incapaz
como un rey de chichinabo
como el último esclavo
como la paloma de la paz.


Cuando el mundo se hace eterno y no hay nido al que volver
me extravío en mis recuerdos... otra vez.

Cuando sangran los relojes que colgaste en mi pared,
envejezco sin amarte... otra vez

Cuando descubro tu nombre en los bordes de un papel
ya no leo más que lágrimas... otra vez.

Me traiciona mi almohada, con aromas de mujer,
me he olvidado de olvidarte... otra vez.

Porque me siento sin ti...
Tan oscuro y glacial,
como las noches en el polo,
como un charco de vitriolo,
como un alma de cristal.

Lunático y bestial,
como un lobo encarcelado,
como un tonto enamorado,
de cualqueir mujer fatal.

Leer más...

17 ene. 2011

El tequila que me enfrenta contra mí

Cuando yo bebo tequila,
bebe lágrimas mi almohada
y me abrazo con la nada
que me espera tan tranquila.
Cada sombra que desfila
ante mis ojos cansados
rememora mis pecados
mientras el cuarto da vueltas.
Las quimeras andan sueltas
y mis besos encerrados.

No sé quién cruzó el pasillo,
quién cayó sobre mi cama,
quién será, cómo se llama
el que aprieta ese gatillo.
Tras el humo del pitillo
reconozco mi figura
escondida en la negrura,
No soy yo, será mi espejo,
me amenaza mi reflejo
emboscado en mi locura.

Enfrentado ante mí mismo
no es posible un ganador,
mi dolor es su dolor,
mas no entiende el mecanismo.
Si yo caigo en el abismo,
él se estrella y nadie vive
y la mano que no escribe
se agarrota sobre el arma,
nadie da la voz de alarma,
mi alma empieza su declive.

Leer más...

9 ene. 2011

Catorce crisantemos

El mundo se hace añicos en mis manos,
no encuentro ni un lugar donde volver
y las gotas que juegan a caer
se ríen de mis pasos más lejanos.

La lluvia no se olvida los veranos
en que mojaba cada amanecer
mirando en mi cadáver florecer
catorce crisantemos inhumanos.

Si sigo siendo el mismo, es culpa mía,
repito sin cesar el mismo día
y vuelvo a cometer el mismo error.

El mundo se hace añicos otra vez
y vuelvo a comprobar la calidez
del agua en mi cadáver perdedor.

Leer más...

7 ene. 2011

El último rebelde (F de Fumetta)

Léase bajo música de "El último rebelde"
Dedicada a la magnífica obra "F de Fumetta" de mi coleguito SeFi

Saliendo de los bares,
huyendo de las cámaras,
Los políticos no dejan
que tú des ni una calada.

Estás solo con tus humos
eres el último que queda
de los cuatro fumadores
que mantenían Tabacalera.

El resto del planeta
se ha rendido al despotismo
eres F de Fumetta
Paladín del tabaquismo.

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que enciende un pitillo
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy F de Fumetta!
¡Un revolucionario
con zippo y pitillera!

Cada día es más difícil
enchufarse un cigarrillo,
sabes que cada "Marlboro"
puede ser que sea el último.

te persigue el Semper Sanus
cada puta madrugada
por los sucios callejones
donde buscas tus caladas

Pero nadie te da lumbre
y olvidaste tu mechero
se ha perdido la costumbre
del "Oye guapa, ¿Tienes fuego?"

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que enciende un pitillo
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy F de Fumetta!
¡Un revolucionario
con zippo y pitillera!

acabaste tu cigarro,
no escuchaste la sirena,
ya te has fumado el último
y cuando te das la vuelta

ves un hombre encapuchado
que te apunta con un arma
Has escapado del cáncer
te ha matado una bala.

Pero ahora estás feliz
tan muerto y enterrado
vas derecho al infierno
a fumar con el Diablo

- ¡Pero soy... El último rebelde!
¡Soy el último que queda!
¡El que enciende un pitillo
cuando pasa su bandera!

¡Porque soy... El último rebelde!
¡Soy F de Fumetta!
¡Un revolucionario
con zippo y pitillera!

Leer más...