29 may. 2011

El canto del gallo

 Para nuestro mayo español.

Escúchame, hijo mío, lo que cuento,
la noche es noche hasta que canta el gallo,
por eso estoy gritando y no me callo,
de luz quiero llenarte el firmamento.

Mi voz es la semilla que eché al viento,
y quiero ver si arraiga y ver su tallo,
que siempre es primavera, siempre es mayo,
si existe una ilusión, es el momento.

Tal vez mañana tenga dos espuelas
y el pecho a reventar de un grito sordo
repleto de victoria y de reproche.

No obstante, hoy voy pintando en las rayuelas
pasajes para que subas a bordo
del sueño de acabar la larga noche.

Leer más...

27 may. 2011

Hasta siempre, "Lo Pelat"

Por la pelota al hueco, dicho y hecho,
por este madridista que te admira,
por el pase imposible, que es mentira,
por el balón que acuna un pie derecho.
Por ese Espanyol-Barça de tu pecho
y por el Cruyff que aplaude lo que enseña,
por ese Hristo Stoichov a la greña,
por ese Amor que nunca se acobarda
por ese Ángel Guardiola de la Guarda,
Luis te tenga en sus videos, De la Peña.

Del cuello de una nube están sus botas
que rompen la defensa de Osasuna
jugando a darle toques a la Luna,
cansadas de salvar tantas derrotas
se apenan en Sarrià hasta las mascotas,
la lámpara aladina era un balón
y ahora que se va el genio pelón,
nos deja huerfanitos de su toque
sin magia, sin voz, sin birlibirloque
nos quedan Guti, Iniesta y Valerón

Leer más...

24 may. 2011

El ladrón de ilusiones

Puedes llevarte mi pan, mi pasado,
las hojas tristes de un triste eufemismo,
cada argumento de aquel silogismo,
este bolsillo de fondo horadado.

Puedes quitarme mis sombras de ahorcado,
el cuerpo inane del burdo egoísmo,
cada oración que me acerca al abismo,
todo el rencor que ya he acumulado.

Puedes robarme la vida y la muerte,
puedes llevarte mis versos escritos,
puedes quitarme del pecho la guinda.

Puedes, te dejo, mi lágrima inerte,
mi rabia estéril que va dando gritos,
pero jamás lograrás que me rinda

Leer más...

18 may. 2011

Soledad

Tal vez la negrura tenga cuerpo y densidad y volumen,
y yo no pueda encontrar en mi pulcra habitación
un solo espejo que rompa este silencio amargo.

Entre mi cama y la pared
hay un espacio donde cabe un cuerpo
pero tan lleno de vacío y de serpientes invisibles
que da miedo el sólo mirarlo,
el sólo acercarse,
el sólo otorgar a la negrura incesante
la más mínima opción de arrojarme en él.

No hay ni sombras en mi cuarto,
siquiera un eco que viva dentro
y que deje en mis manos exhaustas
una palabra que no sea mía.

Sin reflejos, ni caricias, ni verbos, ni llamadas,
repito a las cuatro paredes
que la negrura tiene cuerpo y densidad y volumen
y al cerrarse sobre mí
sólo queda un aire reseco,
impasible, descarnado y extendido,
que me arranca del pecho las flores
y me desborda rudamente de soledad.

Leer más...

13 may. 2011

Vuela

Para Sergio

Vuela,
que en el nido se abrazan las sierpes,
y no hay a ras de suelo
más que las huellas de ovejas perdidas.

Vuela hasta que el viento duela,
sin que los dioses puedan pedir explicaciones
ni las nubes emborronar tu destino
que tal vez sean etéreos los rayos de luna,
pero las manos del sol aguantarán tus pasos.

Vuela porque arriba, en lo alto de una pluma,
dejaré colgados los poemas que te debo
y un almanaque de los sueños pasados.
Recoge pues de mis manos las palabras,
y échate a volar.

Vuela,
sin miedos, ni sombras, ni saetas de reloj, ni miradas atrás,
vuela frente al camino cansado
del execrable rebaño de los que sólo sabemos correr.

Leer más...

9 may. 2011

5 de la mañana

Son las 5 de la mañana,
y por la calle de los gallos
las sombras compran soles de baratillo.

Son las 5 de la mañana,
5 en punto de la mañana,
y la acera se va llenando de manos que lloran,
despertándose levemente del sueño desgastado
de los adioses llenos de arena y de mar
por los cuatro horizontes.

5 de la mañana,
hora de cigarras y de hormigas,
de últimos y primeros,
de perros y gatos,
hora de aromas de oficina y perfumes de pachulí,
de inicios y fines,
hora del desgarro inalienable entre ayer y hoy.

Y a las 5 de la mañana,
desaparecen entre el humo de lo existente
una figura sin camino,
una palabra sin historia,
y otro día sin recuerdos.

Leer más...

5 may. 2011

Lo más bajo, el firmamento

Que el viento te proteja la sonrisa,
que el sol no te complique la alborada,
que el tiempo no te venga con su prisa,
que el mar siga luciendo en tu mirada.

Que el árbol de la ciencia dé sus frutos,
que la mano que extiendo al fin te llegue,
que cuentes tus orgasmos por minutos,
que todo el que te quiera no lo niegue.

Que los mariachis te canten borrachos,
que el cielo que te acuna te encandile,
que ganes cada guerra en los despachos
que rompas filas en cada desfile.

Que ganes cada copa y cada liga,
que vueles, lo más bajo, el firmamento,
que el miedo calle, diga lo que diga,
que olvide dónde estás el sufrimiento.

Que te sepan a miel todos los besos,
que sueñes por soñar todos los días,
que corra la alegría por tus huesos,
que vengas a mi casa y me sonrías.

A mi ángel favorito.
Te quiero mucho.

Leer más...