10 ene. 2012

No hagas caso al barquero

Se van a caer las palomas
y hasta las estrellas que dicen "te quiero",
y la última musa que queda
saluda al tendido y se quita el sombrero.

Adiós, se acabó el trasegar
y vuelta a rodar sin hacer vuelta al ruedo,
redoblan campanas por mí,
esta noche a las mil se anuncia mi entierro.

No dejes morir al payaso
que quiso rimar su canción con tus noches,
las gafas de culo de vaso
de mis poesías no entienden de roces...

Y no le hagas caso al barquero que quiso llevar
tu alma a la otra parte del río,
y vuelve conmigo, vuelve a disparar
tus baladas contra el Olvido,
que sopla el levante y muerde el gregal
a la sombra de un ángel caído,
y vuelve el invierno y ya no hay lugar
donde huir si te vas y no escribo.

A solas, en las azoteas,
se quedan los gatos de mi callejón,
vertiendo cien mil humaredas
de polvo y pitillo, de hollín y carbón.

Se ensucian las sábanas viejas
que cubren mi cuerpo de tierra y Zotal
manchando el silencio que queda,
será que amortaja la tinta del mar.

Sin flores ni besos de nadie
se enquista la sangre en mi corazón,
yo quise vivir de mi aire
y vino el Olvido y se me olvidó...

Y sé que si pasa otra vez,
que si vuelvo a perder sin jugar la partida,
es la suerte quien me mató
el destino cabrón el que echa sal en mi herida.

Y vuelvo a luchar contra dios,
a enfrentarme a la voz que quebranta mis dedos,
cansado de este puto "por qué",
de estrellarme en la pared de los últimos sueños


Y no le hagas caso al barquero que quiso llevar
tu alma a la otra parte del río,
y vuelve conmigo, vuelve a disparar
tus baladas contra el Olvido,
que sopla el levante y muerde el gregal
a la sombra de un ángel caído,
y vuelve el invierno y ya no hay lugar
donde huir si te vas y no escribo.

Leer más...

1 ene. 2012

Amaneceres

Salió a buscar el sol
una mañana turbia
después de tanto amor
después de tanta penumbra

y vio que le dolían
las gotitas del llover
al darse contra el pecho
con otro amanecer

Amaneceres,
que pintan Caínes y salen Abeles,
Amaneceres,
cansados de hurgar entre tantos papeles,
Amaneceres
que enseñan a golpes a ser lo que eres,
Amaneceres...

Huyó de su pisar
corriendo más que el viento
y por mirar atrás
su voz se hizo trapos viejos

que en ladrillos amarillos
su camino se acababa
y en el humo de un pitillo
se olvidó de que olvidaba.

Dejando a su espalda
las frases vacías
de una poesía
que no dice ná

Sintiendo en el alma
un virus que muta,
la vieja hijaputa
de la soledad...

Amaneceres,
que clavan al alma dos mil alfileres
Amaneceres,
que yo no te quiero, que tú no me quieres,
Amaneceres,
mentiras que tiran abajo paredes,
Amaneceres...

Y pronto volveré
a romperte los visillos
a estrellar en tu pared
mis ladrillos amarillos,

que ya no sé caer
más que al fondo de tus labios
yo lo siento por correr
pero no sé irme andando

y se queden los dioses
sus asientos de tribuna
porque vengo dando voces
que hoy me descubrió la luna

Amaneceres,
que pintan Caínes y salen Abeles,
Amaneceres,
cansados de hurgar entre tantos papeles,
Amaneceres
que enseñan a golpes a ser lo que eres,
Amaneceres...

Amaneceres,
que clavan al alma dos mil alfileres
Amaneceres,
que yo no te quiero, que tú no me quieres,
Amaneceres,
mentiras que tiran abajo paredes,
Amaneceres...

Leer más...