6 feb. 2016

Washingtonianamente

 Soneto acróstico. Las iniciales de cada palabra son acróstico de los dos primeros versos
Idas de pinza varias de uno, oye.

Washingtonianamente abandonado,
sin hombres invencibles ni grandezas,
todo óbice nació inventando altezas;
no alcanza mi estirpe ni tu estado.

Ayer busqué a ningún dios olvidado.
No acato derroteros o simplezas
incluso navegué hacia otras malezas
buscando recordar... era soldado.

Intento no volverme en negativo.
Cansado, insomne, busco la elegía,
sintiéndome necrófago insolente.

Garantizadamente redivivo,
abriendo notas donde escribía
zahiriéndome así súbitamente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Pues me ha gustado! Yo cuando veo hacer estas cosas es como cuando veo un triple salto mortal en el circo y pienso: “Sí, se puede hacer, pero yo me estampo en el suelo”.
Me he divertido mucho con lo del acróstico y me han transmitido mucho los versos.
Un abrazo monstruo.
Machi.