16 jun. 2017

Ruido (para Mia)

Una lágrima encarnada
bajo aquella luna triste
cae, ahora que te fuiste,
En la tarde desalmada.
Bajo el yugo de la espada
del Destino Envilecido
se acalló el dulce maullido
que acunaba mi conciencia
y ahora solo queda ausencia
y silencio entre este ruido.

Ruido de otro verso escrito,
ruido de hojas en el viento,
ruido desde aquel momento
que cazaste el infinito.
El dolor que ya no evito
hasta ayer me tuvo cuerdo;
otro mundo en el que pierdo,
otra nada que retumba.
En mi vida está tu tumba,
y en mi mente, tu recuerdo.



Hasta siempre, Mia.

No hay comentarios: