27 sept. 2007

Raíles

El sonido del despertador
Suena a tintineo de cadenas,
A entrechoque de los grilletes
de un fantasma que se mueve
sólo por hacer ruido.


Benicalap, tránsitos, Reus…


El sol se levanta perezoso,
desganado, aturdido,
Y el frío desdibuja los raíles,
Esos raíles que, según nos enseñaron,
se cruzarán en el infinito.


Marxalenes, Sagunto, Pont de Fusta…


Quizá se equivocaban
y se cruzan medio metro antes o después
tanta será su ansia o su odio,
como para conquistarle esos centímetros al infinito,
aunque luego tarden otro infinito en volver a juntarse
y sigan como siempre,
extraños, ajenos, paralelos...


Primado Reig, Benimaclet, Vicent Zaragozá…


Mi mirada, mientras tanto, los recorre,
palmo a palmo, hierro a hierro,
tratando de encontrar el infinito exacto
de su beso irremediable.
Juraría que no queda mucho
para ver el final último de la vía,
cuando la Rutina me saca a empellones del vagón,
y me dice que tengo cosas más importantes que hacer
lejos de las vías.


Y ya nunca llegaré a ver
Cruzarse los raíles,
Allí, en el infinito.



-------------------------------------------------------------------------------------

N. del A.: Los nombres en cursiva son las paradas por las que paso cada día para ir a clase.

2 comentarios:

Turi dijo...

Bueno, ya sabes que nunca he sido un gran amante de la rima libre, pero no me disgusta esto que has escrito. Soy un "hooligan" de Caronte y sus versos.

Espero verte también por mi blog.

http://epitafiodelasarenas.blogspot.com

Traven dijo...

Sigues creciendo y mejoras con creces el anterior aporte, aqui estás tú con lo que eres, con esa tremenda facilidad para las imágenes y volando sin las ataduras habituales.

Enhorabuena.