23 nov 2020

Te necesito

 Necesítame para un instante. 

Un suspiro apenas. 

Para desenderezarte las ventanas, 

para leerte un poema a medias,

o ayudarte a buscarle el fondo a los vasos.


Necesítame para una entrada

o para una salida, 

para un cupo

o una explicación.


Pero no me necesites en tu vida.


Hemos llegado hasta aquí,

ya con demasiados años a la espalda,

como dos aves de distintos hemisferios

sin cruzar jamás los vuelos, 

sin siquiera conocernos.

Sin necesitarnos.


¿Acaso no podrían volver a separarse

nuestros caminos?

¿Qué sería de tu necesidad

si el invierno me reclama en las Maldivas? 


No me necesites

con esa ansiedad egoísta

que las flores confunden con amor.

Porque no nací para completarte,

sino para complementarte.

No para ser tu todo,

sino para hacer un todo entre los dos.


Puedes seguir tu senda sin mí.

y yo sin ti.

Pero ambos sabemos que es mejor

(solo mejor, no imprescindible)

cuando caminamos juntos.


No nos faltará el aire en la lejanía,

ni el agua ni el sustento.

Sí lo harán las risas, y las caricias,

y los manantiales de filosofía.


Vente a mi lado.

No porque me necesites.

Sino porque me quieres.

Leer más...

22 oct 2020

Rompe

Rompe las cadenas, los silencios, los badenes,
salte de la carne que comprime tus esperas,
trepa el muro insano del cual somos rehenes
rompe los inviernos y que vengan primaveras,

rómpete a ti mismo y a las dudas que contienes.
rompe en mil esquirlas lo que creíste siempre que eras,
rompe los adioses que le dabas a los trenes,
rompe las mentiras de estas luces embusteras.

Rompe tu pasado, tu futuro, el mundo entero,
rasga el velo ambiguo de este cosmos carcelero,
mírate en la Nada y describe lo que ves.

Quiebra los pilares de esta inhóspita existencia,
deja derrumbarse tu envoltura y tu creencia,
vuelve a distinguir lo que parece y lo que es.

Leer más...

7 oct 2020

La palabra Soledad

Cada noche que rebasa
esta luna de Valencia
me desgarran más tu ausencia
y las sombras de mi casa,
sin saber lo que me pasa
me cobijo en los rincones
entonando las canciones
que me silba el universo
con tu nombre a cada verso
desbordado de emociones.

Esperaba la mañana
hasta ayer que estuve solo,
en mi hueco mauseolo
con silencios como nana,
la clausura era mi hermana
y creí ser feliz así. 
Hasta que al fin aprendí
la durísima verdad:
la palabra Soledad
significa estar sin ti.

Leer más...

6 oct 2020

Como al sol

Él la miraba como miraba al sol,
Es decir, 
que nunca la miró directamente.
 
Se acunaba y disfrutaba en su calidez,
se quejaba amargamente cuando no estaba,
pero no la pudo mirar jamás sino con los ojos entrecerrados,
tal y como miran los furiosos.
 
En los días en que no se dejaba notar, él se quejaba
aterido por un frío que calaba sus huesos;
en los días en que era más fuerte, se encondía de ella,
abrumado por su energía ...
 
Nunca la miró realmente
hasta que ella se estaba marchando
y, aturdido en la belleza del ocaso,
perdiéndola en la noche que venía,
preguntó por qué nunca en la vida
se había parado antes a verla.

Leer más...

1 oct 2020

¿Te contó detalles del lanzamiento?


 A Joaquín Salvador Lavado Tejón, Quino


¿Te contó detalles del lanzamiento?

Quisiera saber bien cómo has llegado,

si está todo a tu gusto, desordenado,

y si oyes desde allí nuestro lamento.


¿Qué tal si te permiten otro intento?

¿Si te dejan otro siglo a nuestro lado?

Sabes que el mundo está necesitado

de risas y mafaldas con tu acento.


Te marchas, tras firmarle al pie a la vida, 

llegó el día en que nos das la espalda

y tienes que enfrentar con el destino.


La Tierra nos será más aburrida,

aunque nos dejas tu humor, y a tu Mafalda.

¡Que sea un 'hasta siempre', maestro Quino! 

Leer más...

27 sept 2020

Hay luces

 Hay luces

Que se visten de persona

Y salen cada día cuando el sol no es suficiente.


Luces que lo llenan todo

Nada más aparecer.


Hay luces escondidas entre nosotros,

ocultas en el fondo de unos ojos 

que miran para ver

y no para ser mirados.


Hay luces de colores

que no sabías que existían,

luces de una bondad animal

que parecen humanas.


Hay luces con nombre y apellidos

de esos que escribes sin saberlo

cuando notas que te faltan. 

Leer más...

18 sept 2020

Aves de espera

 Aves que pasan

en esta sala de esperanza,

al fondo del pasillo interminable,

donde los sueños se hacen chiquitos

y siempre hay esquinas suficientes para un miedo.


Aves que vuelan

con alas silenciosas como el tiempo

sobre la frágil expectativa de la sonrisa.


Aves del alba

planeando entre las sombras

del anhelo de que sean palomas mensajeras

que me traigan pedacitos de un olivo.


Aves que juegan

con las hojas intactas del calendario

de un corazón de hielo y fuego

grande como el abrazo del reencuentro.


Pensamientos como aves

que vuelan desorientadas en el cielo gris, 

esperando con indómita impaciencia

el primer rayo de sol. 

Leer más...

5 sept 2020

Lo nuestro

Lo nuestro era solo físico.

Perdíamos el tiempo

y acabábamos sin saber

en qué lugar estábamos.


Era algo filosófico, 

que empezó con un por qué

y al final nada tenía sentido.


Era mágico,

porque uno de los dos desaparecía

cada vez que cruzábamos la puerta.


Era matemático,

porque cada vez que nos sumábamos,

potenciábamos nuestras divisiones.


Era religioso

porque era imposible

pero era nuestro.

Leer más...

29 ago 2020

A la sombra de una higuera

 A la sombra de una higuera,

con ingrávida esperanza,

plantaré todos mis versos. 

Y que la herida del viento no sangre sobre ellos, 

y se imbuyan de la noche envilecida y descarnada

aunque nazcan condenados y torcidos.


Hijos de la mala sombra

y el veneno de la tierra,

dolorosos y malditos.


Plantaré mis versos

para que sean ellos quienes con su grito desgarrado

me desvelen en la insomne crueldad de los relojes.

Para que ellos sean mi estruendosa madrugada.


Los plantaré

a la sombra de una higuera

para verlos crecer.

Leer más...

21 ago 2020

Enrócame un soneto

 Enrócame un soneto, te lo ordeno,

Devuélveme el poema que me debes

Las sombras sin pulir de las que bebes

Desbordan mi alma en forma de veneno.


Conviérteme un soneto en algo lleno

De negras noches y de blancas nieves

Y a cambio dejaré que te me lleves

Lo poco que haya en mí aún de bueno.


Constrúyeme un soneto con mi entraña

La rabia que me funde los fusibles

Precisa transformarse en poesías.


Inspírame un soneto, musa extraña,

no creo estar pidiéndote imposibles,

Tan solo que hagas lo que siempre hacías. 

Leer más...

18 jul 2020

Mi maldición


Tiembla el alma que se aferra
al terco y negro cañón mudo
y quedan las alas caídas y encerradas
disimuladas en el manto invernal
hechas nada y desde la nada
en el páramo blanco del silencio.

Hubiera jurado que tenía en el pecho
los gritos de mil generaciones sin consuelo,
el estruendo que hacen al romperse las entrañas,
y una maldición en mil idiomas
que desmontaría el mundo en piezas.

Pero solo tengo un ruido blanco
y un cañón desarmado.

Busco a zarpazos bajo la piel
aunque sea un chillido de dolor.
Pero esta soledad espantosa
solo me ha dejado un vacío,
un negro vacío,
incapaz de lograr la diferencia
en el blanco invierno de mis sueños.

Supiste siempre que te necesito
que siempre escribí con trazos negros mis letras rojas,
y que el blanco puro era mi rival.

Te preciso, negra, impura,
impulsiva e imperfecta,
como lo eran mis manos y mi alma
estando contigo.

Leer más...

18 ene 2020

Defiéndannos

Defiéndannos, excelencias,
de las botas que marchitan el asfalto,
de las alas que se llevan nuestros techos
y la mierda que manchaba las banderas.

Defendednos, compañeros,
de ese ruido de los sables y los humos,
de los libros que caminan en silencio,
y la impúdica indemnidad de la mentira.

Defendednos todas juntas,
de los muertos que robaron el futuro,
de los nudos que asfixiaban al progreso,
y las botas a medida en nuestros cuellos.

Defendednos y nosotros
en las calles, en las urnas, en el alma,
gritaremos, lucharemos, venceremos,
para, unidas, defender que se podía.

Leer más...

27 nov 2019

Cero en Carisma

Canción escrita para ser cantada por
Def Con Dos, criticando a Def Con Dos
por su último 'single' "Stop Puritanismo",

Recuerdo esos tiempos cuando
tras una tarde de manifa
acabábamos follando
bajo una bandera 'antifa'.

Nuestra idea de las mujeres
de la verdadera izquierda
se medía por las veces
en que se abrían de piernas.

Bendita presión de grupo
de ser hembra 'liberada':
"Soy moderna y te la chupo
aunque no me pongas nada".

Ahora se han empoderado,
están venciendo al patriarcado
y nos mandan a la mierda.
Ya no creemos en Marx,
si no podemos follar
no nos gusta ya esta izquierda

No sé si se han vuelto castas
o se han hecho más listas,
pero ya no funcionan mis chapas
de aliado feminista.

¿Por qué les dais el poder
de pensar por ellas mismas?
¿Ahora qué vamos a hacer
con un 0 en carisma?

¡Cero en carisma!
(Nadie nos busca, nadie nos ama,
nadie nos quiere llevar a la cama)
¡Cero en carisma!

Estamos muy decepcionados
con esta nueva ideología;
Si nosotros no cambiamos,
¿por qué cambian las tías?

Ya no vienen a las orgías
aunque ellas nunca paguen
y se pasan todo el día
mencionando a Judith Butler.

Prefieren ir a las charlas
de feminismo abolicionista,
y, teniendo madre y hermanas,
nos llaman cerdos machistas.

Hoy día todas quieren ser
dueñas de su sexualidad,
y no catamos mujer
desde que se fue Aznar.

Ahora se han empoderado,
están venciendo al patriarcado
y nos mandan a la mierda.
Ya no creemos en Marx,
si no podemos follar
no nos gusta ya esta izquierda

No sé si se han vuelto castas
o se han hecho más listas,
pero ya no funcionan mis chapas
de aliado feminista.

¿Por qué les dais el poder
de pensar por ellas mismas?
¿Ahora qué vamos a hacer
con un 0 en carisma?

¡Cero en carisma!
(Nadie nos busca, nadie nos ama,
nadie nos quiere llevar a la cama)
¡Cero en carisma!

Han logrado que tiremos
a la basura de la esquina
nuestros pines de Podemos
y nuestras palestinas

Ahora votamos a Abascal,
somos hombres discriminados.
Hemos hallado nuestro lugar
en el heteropatriarcado.

Leer más...

30 sept 2019

Cuellos y botas

Soy de esos.

De los oprimidos,
de los castigados,
de los flagelados.
Siempre lo fui.

Nací con una bota sobre el cuello
y cuando las lágrimas me nacían a un metro del suelo
soñaba con librarme de ella,
de ese peso que lastraba mis alas
y hundía en el barro mis pies;
quería volar como el resto.

Hasta que me puse mis gafas de tinta,
con olor a libro viejo,
y vi.

Vi que esa bota era solo una más,
tan común como el mismo aire,
perdida en un océano de suelas y nucas.

Por eso,
siempre seré de cuellos y no de botas.
Uno más de esos.
De los humillados.
De los pisoteados.
De los olvidados.

Por eso, aunque los relojes me desamparen,
seguiré siendo el niño lloroso,
el de los pies sucios,
el de las alas cortadas...

Y por eso, siempre,
condenaré las huellas

y curaré las pieles.

Leer más...

26 sept 2019

Volando

Memorias de Ámsterdam

¿Y si volamos?
¿Y si abrimos las alas
y nos abrimos al tiempo
a un mundo infinito?

Si dejamos atrás lo que somos
tal vez el viaje merezca la pena.
Ya sé que nunca seré el mismo;
cambio como las horas,
como las luces,
como el sol de sitio.

Pero aquí,
rodeado por las tres partes del alma
seguiré siendo yo
en lo más profundo de los pozos
y lo más alto de los cielos.

Antes me seducía todo el recorrido de algún modo,
ahora mismo solo tengo este río discurriendo ante mí,
ajeno, maléfico, santo, tétrico, etéreo, redundante, desconocido, abúlico y mordaz.

Y me siento bien.
Volando.

Leer más...