19 ago. 2011

Vuelvo a las andadas

Sin versos tras fallar en mi alegato,
culpable de este "sálvese quien pueda",
le tuve que dar vuelta a la moneda
de dos caras con que me paga Erato.

Regreso de jugar al literato
que busca en la penúltima vereda,
el íntimo lenguaje de la seda,
con Sade, Miller, Tasso, Mazzucato...

Despierto de ese sueño tan freudiano,
con un verso al reverso de mi mano
soñando con que rime en consonante.

Y vuelvo a las andadas engorrosas
de dar lumbre a las musas caprichosas,
regreso al postrer círculo de Dante.

2 comentarios:

soylauraO dijo...

Y bienvenido el regreso, leer sus poemas es, siempre, un placer.

http://enfugayremolino.blogspot.com

Stewart dijo...

Welcome querido amigo a la pelea
eterna del rimar inutilmente,
volvamos por la senda impertinente
del ripio que las lágrimas orea.

Si notas que el bolsillo ya renquea,
y puebla hoy la sombra nuestra frente,
las dentelladas secas y calientes
avivan la pasión por donde sea.

Toma mi mano, amigo, en esta lucha,
no temas al dolor que nada puede
si firmas verso a verso tus derrotas.

Y no te guardes nada... ¡Desembucha!
ya sabes, cuando falto, no es adrede,
ya ha vuelto a tu tejado la pelota.